10 objetos personales que por ningún motivo debes compartir

Cepillándose los dientes 

Cepillándose los dientes 

Seguramente más de una vez le has prestado un objeto personal a una de tus amigas, o bien lo has pedido prestado. Pues, nada de malo tiene intercambiar aquellas pertenencias que no tenemos, ya que en muchas ocasiones nos permiten salir del apuro.

No obstante, existen algunos riesgos que deberías tener en cuenta ya que, aunque no lo notes, en varios objetos de uso personal se acumulan patógenos que pueden transmitir infecciones.

A continuación te brindaremos una lista con 10 objetos personales que no debes compartir por ningún motivo:

1 - Cepillo de cabellos.  
Por más sencillo que se vea, el prestar el cepillo para el cabello o los sombreros son los puntos principales de contagio de enfermedades fomentando la transmisión de piojos de una persona a otra.

2 -  Bálsamos labiales. 
En los bálsamos labiales van quedando pequeñas partículas de piel muerta, impurezas y bacterias que pueden transmitirse con facilidad. Compartirlo con otras personas incrementa el riesgo de desarrollar herpes labial.

3 - Cepillo de dientes.
Estos acumulan millones de microorganismos bucales entre sus pequeñas cerdas. Es imprescindible tener uno para uso personal y, adicionalmente, darles una desinfección regular con vinagre o agua oxigenada.
 
4 - Desodorante.
Los desodorantes o antitranspirantes en roll-on no deben compartirse porque hacen contacto directo con las axilas y van acumulando bacterias. Los que vienen en spray o que no implican contacto con la piel pueden prestarse sin temor alguno.
 
5 - Toallas.
Estas prendas suelen permanecer húmedas tras utilizarse y esto les permite tener un ambiente propicio para el crecimiento de gérmenes y levaduras. No solo se debe evitar prestarlas sino que, además, se han de lavar y desinfectar mínimo cada dos semanas.
 
6 - Jabón en barra.
El jabón en barra de uso corporal suele quedar cubierto con microorganismos propios de la piel, que pueden dar origen a infecciones o enfermedades. No sabemos si la otra persona pueda tener hongos, una infección viral o trastornos similares.
 
7 - Zapatos. 
¡Así es! Prestarle tus zapatos a una amiga podría parecer de lo más inocente, pero ¡ojo! Las bacterias y levaduras que se quedan en ellos pueden causarte infecciones. ¡Evita compartirlos!
 
8 - Traje de baño.
Esta prenda puede almacenar una gran cantidad de bacterias, por lo que debe ser de uso personal. Además, al estar húmedo, crea un ambiente ideal para infecciones. Toma nota: si vas de compras por un traje de baño nuevo, pruébatelo con ropa interior para evitar el contagio de enfermedades infecciosas.
 
9 - Herramientas de manicure.
Desde un cortauñas hasta una lima de uñas; recuerda que tus manos y pies llegan a tener una gran cantidad de hongos y virus. ¡No te arriesgues y recuerda desinfectarlos después de cada uso! 
 
10 - Máquinas de afeitar.
Las máquinas de afeitar cumplen la función de remover el vello y las células muertas que se acumulan en ciertas zonas del cuerpo. La razón por la que no se deben prestar es porque acumulan bacterias y hongos que pueden transmitir infecciones cutáneas. Además, en caso de corte puede ocasionar una enfermedad de transmisión sanguínea.


¿Sueles prestar algunos de estos objetos personales? , pues en caso de que lo hagas, ahora ya sabés el riesgo que implica. Cuida tus elementos de belleza personal y de cuidado diario y evita prestarlos a tus amigas para prevenir el contagio de virus y bacterias de una persona a otra.