8 MUERTES EN UN ASILO DE FLORIDA POR FALTA DE ELECTRICIDAD

HOLLYWOOD, Florida, EE.UU. (AP) — Tras el huracán Irma, Florida centraba sus esfuerzos en sus residentes mayores, evacuando una serie de asilos, después de que ocho personas murieron en un centro que se había quedado sin aire acondicionado debido a la tormenta.

Mientras el estado trabajaba para recomponerse, el presidente Donald Trump tenía previsto visitar el jueves Naples, en el suroeste de Florida.

En una de las medidas más recientes, los bomberos ayudaron el miércoles a reubicar a 122 personas de dos asilos cerca de Orlando que carecían de electricidad desde el paso de la tormenta.

Los esfuerzos se incrementaron a partir de las ocho muertes en el Centro de Rehabilitación Hollywood Hills, que causó estupor a los gobernantes estatales cuando observaban la destrucción provocada por una tormenta que hizo sentir su impacto en todo el estado.

El gobernador, Rick Scott, calificó la situación de "incomprensible". El senador Bill Nelson añadió que era "inexcusable".

En otros lugares del sur de Florida se activaron protocolos para proteger a los vecinos mayores. En Coral Gables se evacuó un edificio de apartamentos después de que las autoridades lo consideraran inseguro para los inquilinos mayores por no tener electricidad. Y en la enorme comunidad de retirados Century Village, de 15.000 personas, los rescatistas fueron puerta a puerta en una jornada con 34 grados centígrados (94 Fahrenheit) para ver el estado de los residentes y llevar hielo, agua y comida.

Aunque el número de personas con electricidad mejoró de forma drástica respecto a principios de semana, unos 6,8 millones de personas en toda la península seguían esperando, y los responsables del suministro eléctrico dijeron que podría pasar una semana o más hasta que todas las zonas estén conectadas.

Sin contar los fallecimientos en el asilo, al menos 17 personas han muerto en Florida por circunstancias relacionadas al paso de Irma, además de seis en Carolina del Sur y Georgia, muchas de ellas bastante después de que pasó la tormenta. En el Caribe la cifra total de víctimas se mantiene en 38.