Trucos para ahorrar gasolina

No es ningún secreto que el precio del gas está subiendo continuamente. A la hora de usar el coche, unos sencillos trucos pueden ayudarte a ahorrar gasolina y dinero casi sin darte cuenta. Podrás ahorrar hasta un 20% en combustible:

  • Hábitos de conducción:

  1. Calienta el automóvil por períodos más cortos de tiempo.
    Si despiertas una mañana fría, no es necesario calentar el coche por más de un minuto. Si haces funcionar el motor durante más de un minuto, gasta combustible y se envían gases desagradables en el aire. Los motores de los coches modernos no requieren la longitud extensa del tiempo que los modelos más antiguos. 

 

  • Para viajes largos:

car 2.jpg
  1. Presión en los neumáticos: cuida de tener la presión correcta.
    Los neumáticos deshinchados  se desgasten más rápido y aumentan considerablemente el consumo de combustible. También puedes optar por usar neumáticos ecológicos que consumen menos. 
  2. Acelera de forma gradual, e intenta mantener siempre una velocidad estable.
    Cuando pasas de 55 millas por hora, a 75 millas por hora, se produce un aumento importante en el consumo de gasolina. 
  3. No lleves las ventanillas totalmente bajas, sobre todo a altas velocidades (más de 55 millas por hora).
  4. El exceso en el uso del aire acondicionado también genera un mayor consumo de gasolina.
  5. Vacía el baúl o maletero, ya que el peso hace aumentar el gasto de combustible.
  6. Hazle mantenimiento seguido al coche: un filtro de aire en mal estado puede multiplicar por 2 nuestro consumo de gasolina y, además contaminar mucho más. La suciedad, el polvo, y el polen, por ejemplo, se acumulan poco a poco en el filtro del motor, así que es importante que lo cambies cuando indica el fabricante, y más a menudo si resides en zonas con mucha contaminación o en el campo.
  • Para viajes cortos por ciudad:

  1. Si vas a detenerte por más de un minuto, apaga el motor.
  2. Intenta no realizar movimientos bruscos, como acelerones y frenazos. El frenado excesivo hace que las pastillas de freno se desgasten más rápido. Además, mantén una buena distancia entre tu coche y el coche de adelante, así no tendrás que golpear los frenos en el último minuto, mejorando así la eficiencia de tu automóvil, ahorrando gasolina.
  3. Si no circulas a más de 55 millas por hora, es mejor llevar las ventanillas bajas que usar el aire acondicionado. Para mantener tu coche más fresco, estaciona a la sombra y baja apenitas las ventanas dejando una grieta para que circule aire.

 

  • Cuando cargas gasolina:

  1. Echa gasolina por las mañanas o en la noche, especialmente durante los meses cálidos. Por las bajas temperaturas, la gasolina está más densa y supone una mayor cantidad de producto.  A medida que sube la temperatura, disminuye la densidad de la gasolina y se obtiene menos cantidad.
  2. Llena el depósito antes de que esté más bajo de la mitad, porque así no tiene tanto aire y se evita la evaporación del combustible.
  3. Echa la gasolina a media presión, no aprietes del todo la boquilla de la manguera porque sale a más velocidad y genera vapor en el tanque, lo que cuenta en el medidor y supone menos cantidad de gasolina.
  4. Busca precios, siempre hay gasolineras más baratas. Además, compra gasolina a principios de la semana. Los precios suelen subir entre el miércoles y el sábado, pero se mantienen más bajos durante los primeros días de la semana.
  5. Y sobre todo, se ahorra si no se gasta (o se malgasta). Busca el camino más corto y/o con menos atascos, e intenta ir con mapas/GPS para no perderte.


Y recuerda, siempre puede optar por conducir menos:
Entre el aumento del costo del gas y la caída de la economía, hay una serie de razones por las que la gente está conduciendo menos. Combina tus recados en un solo viaje, considera caminar, en lugar de conducir o usa esa bicicleta que está acumulando polvo en el garaje o cobertizo. Es bueno para el medio ambiente, y excelente para su salud.