Armando tu propia huerta orgánica en casa: Magníficos beneficios para tu salud

Manos sembrando semillas

Manos sembrando semillas

Armar tu propia huerta es mucho más sencillo de lo que imaginas, además es económicamente viable, te devuelve rápidamente el tiempo y el dinero invertido, te permite comer más sano, sin agroquímicos, pesticidas ni conservantes. Simplemente tienes que tomarte un breve tiempo para informarte sobre cómo empezar y qué cuidados deben tener ciertos vegetales y frutas.

¿Cómo empiezo?
Ante todo es importante que en el lugar que vayas a armar tu huerta recibas una importante dosis de sol directo, no menor a 6 horas diarias. Así como también deberás evaluar el factor viento, ya que si armas la huerta en tu balcón o terraza este puede llegar a perjudicar el desarrollo de los cultivos.

CULTURA DE SALUD: QUIERO UNA VIDA MÁS SALUDABLE

Si decides utilizar macetas, ten en cuenta que éstas deben ser de una altura mínima de 12 pulgadas para las hortalizas de hoja, y de 20 pulgadas para las de fruto y raíz. El material de la maceta en sí puede ser variado: plástico, metal, terracota, cemento, fibrocemento, cerámica o cualquier otro.

Antes de empezar el sembrado, tienes que limpiar y remover la tierra para oxigenarla y ablandarla, y de esta forma dejarla libre de malezas, piedras y pasto. Luego utiliza compost (o tierra abonada) para empezar a armar la huerta, la capa debe tener desde 0,78 a 3,93 pulgadas de alto. Si quieres agregar abono, los alimentos tendrán más nutrientes pero el olor será desagradable y atraerá mosquitos y moscas.

¡La tierra está lista! Ahora solo tienes que sembrar. Ten cuenta que las semillas no deben estar muy profundas y que es necesario mantener una distancia considerable entre estas, ya que de lo contrario se quitarían el agua y los nutrientes entre ellas. 

A continuación una guía que te ayudará a realizar una siembra ideal:

Espacio recomendado entre cultivos 

Espacio recomendado entre cultivos 


Consejos útiles de mantenimiento

  • Los riegos deben ser abundantes y espaciados en el tiempo. Conviene regar al pie de la planta sin mojar las hojas, a la mañana muy temprano o a la tardecita.
  • Se recomiendan 6 horas diarias de sol (ideal de 10 a 16hs).
  • Remover la tierra entre hileras alrededor de las plantas mejora mucho la sanidad de las mismas.
  • Ten en cuenta que las horas de sol, y el riego debe ser específico para cada planta. Seguir las instrucciones del paquete.

Cada día son más las familias que deciden emprender su huerta orgánica, no sólo por el impacto que produce al bolsillo, ya que ingieres alimentos producidos en tu propio hogar, sino porque también aporta importantes beneficios para la salud:trabajar en la huerta o en el jardín te va a mantener en movimiento y también te permitirá reducir el estrés. Estar en contacto con la naturaleza es una terapia beneficiosa y una actividad que puedes aprovechar para hacer en familia.

Anímate a llevar una dieta sana, libre de agroquímicos, elaborando tu propia huerta, y disfrutando de los deliciosos vegetales y frutas cosechadas en tu hogar. Ten en cuenta que  tener una huerta en casa es una actividad educativa importante sobre todo para los niños ya que aprenden a conectar con la naturaleza, respetándola y cuidandola. Involucrarse en el proceso de plantar, cuidar y cosechar la huerta va a ser sumamente beneficioso para toda la familia.