Tratamientos naturales y económicos para blanquear tus dientes


Con el pasar de los años es normal que los dientes vayan alterando su pigmentación debido a la ingesta de ciertos alimentos y bebidas, o al uso de determinadas medicinas, o bien por hábitos como el tabaco. En otros casos, el color de los dientes depende de alteraciones propias del cuerpo del individuo que llevan a tener una pigmentación no del todo estética, pudiendo inclinarse a los grises o amarillos. Sea cual sea el causante, en todos los casos impide que la persona pueda gozar de una sonrisa radiante, privándose en determinados momentos de reírse o bien tapándose la boca por vergüenza.  

 

En la actualidad existe una gran variedad de tratamientos de blanqueamiento dental ofrecidos y realizados por los dentistas, incluso hasta en una única sesión. En los últimos años también han surgido en el mercado farmacéutico nuevos productos que prometen sonrisas perfectas en pocas aplicaciones. El problema es que por lo general ambas propuestas suelen ser muy costosas y poco accesibles para nuestro bolsillo.

Pero no te preocupes, en este artículo te vamos a contar algunas opciones naturales y muy económicas para que puedas blanquear tus dientes de manera muy sencilla y rápida, sin necesidad de gastar grandes cantidades de dinero.

  • El agua oxigenada tiene múltiples usos en el cuidado de la salud. Aquí no queda exenta. Mezcla 2 cucharadas de agua oxigenada con una de agua y embebe un algodón en la preparación. Luego frota suavemente sobre los dientes manchados y realiza un enjuague abundante de agua. 
     
  • También puedes probar creando una pasta de diente casera utilizando los maravillosos beneficios del aceite de coco. Éste presenta una gran cantidad de aceites grasos que actúan directamente sobre las enzimas blanqueadoras de nuestros dientes al entrar en contacto con la saliva. Así pues esta combinación de aceite de coco con nuestra propia saliva desencadena una reacción química que permite remover las manchas de nuestros dientes durante el cepillado y el enjuague. ¿Cómo prepararlo? Calienta una taza de aceite de coco hasta que se haga líquido. Luego agrega 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio y entre 5 y 10 gotas de hierbabuena. Mezcla y ¡voalá! A disfrutar de nuestra sonrisa.
     
  • Sin embargo todos coinciden que el tratamiento más efectivo y rápido es sólo con el bicarbonato de sodio, ya que se trata de una alternativa ecológica y saludable para tus dientes y a futuro podrías, si tú lo deseas, dejar de usar pasta dentífrica. Sólo tienes que verter ¼ cucharada de bicarbonato de sodio en una taza y humedecer el cepillo de diente con agua del grifo. Luego sumerge el cepillo en el bicarbonato para que este se pegue al mismo, y cepíllate los dientes con normalidad. De todos modos, recuerda que el uso excesivo de este tratamiento puede dañar tu esmalte dental. Empieza realizándose una vez por semana para luego, prolongarlo una vez al mes. Verás que obtendrás grandes resultados. Un tip: agrega unas gotas de limón al bicarbonato para obtener más efectividad en el tratamiento.

Si bien estas alternativas naturales ayudarán a mejorar la pigmentación de tu esmalte dental, debes saber que existen múltiples opciones para evitar llegar a este estado. Recuerda siempre usar hilo dental, cepillarse al menos 3 veces al día, dejar el tabaco y reducir el consumo de gaseosas y café. 

Así que ya sabes, no tienes excusas para no lucir una sonrisa radiante al estilo Hollywood. Con estos increíbles tips mejorarás de forma definitiva el aspecto de tus dientes.