Cómo bajar de peso rápidamente acelerando tu metabolismo

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células que convierten a los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales, como respirar, hacer la digestión, hacer circular la sangre, mantener la temperatura corporal y eliminar los desechos a través de la orina y la materia fecal. Es decir que no sólo utilizamos esa energía para movernos y pensar, sino también cuando estamos en reposo.

Es por ello que la activación del metabolismo es sumamente importante para el control del peso corporal. Si lo que quieres es bajar de peso, ten en cuenta que lo primero que debes hacer es mantener al cuerpo activo durante todo el día, pero no me refiero a la actividad física en este caso, sino a los procesos internos de nuestro organismo. Generalmente ante la ansiedad de querer perder peso rápidamente, muchas personas dejan de comer y reducen las comidas durante el día. Error. De esta forma lo único que lograrás es que tu cuerpo entre en un estado de reserva y te sientas cansado y sin energías, ralentizando todos los procesos celulares.

Por lo tanto si lo que quieres es perder peso de forma sana y saludable es importante que tengas en cuenta que el metabolismo cuanto más rápido funcione más grasas quemará. El secreto está en llevar a cabo una dieta rica en frutas, verduras y proteínas, de manera equilibrada. De ningún modo una colación puede ser un chocolate. Los bocados entre comidas deberán ser frutas, cereales, yogures, etc.

A continuación te brindaremos una práctica guía para acelerar tu metabolismo y obtener excelentes resultados.

  • Aumenta la ingesta de agua
    Beber cantidades suficientes de agua es un modo sencillo de acelerar la digestión y quemar calorías, algunos necesitarán más que los ocho vasos diarios recomendados, y otros menos. Pero hay que beber agua, al menos 2L por día.
     
  • Desayuna algo nutritivo todos los días
    Comer algo nutritivo en el desayuno hará que tu metabolismo comience a trabajar inmediatamente y de forma correcta. Puedes tomar algo como una tortilla de espinacas y queso feta con una rebanada de pan tostado integral poco después de levantarte .

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por el Registro Nacional de Control de Peso de Estados Unidos con 5000 pacientes que implementaron el desayuno sano en su vida diaria, la pérdida de peso puede ser de hasta 30 kilos en 5 años.
Vaya que es importante arrancar con toda la energía las mañanas.
 

  • Suma el té verde
    El té verde es conocido por sus propiedades antioxidantes, pero también se ha descubierto recientemente que ayuda a acelerar el metabolismo, y con ello a perder peso rápidamente.

La cantidad ideal son 5 tazas de té verde al día, con lo que se incrementa considerablemente la energía del cuerpo con apenas 90 calorías.
 

  • No elimines todas las calorías de tu dieta
    Cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.

También es importante que no pases largos períodos de ayuno. Lo ideal es comer 6 veces al día (300 calorías cada vez), en lugar de hacer dos comidas demasiado abundantes o de alto valor calórico.
 

  • Agrega distintas intensidades a tu actividad física y luego de la sesión tomate un descanso.
    La próxima vez que realices ejercicio (caminar, nadar, correr, etc.) añade algunos intervalos de 30 segundos en los que aumentes la intensidad y luego regresa a la intensidad normal. Estos ligeros cambios harán que tu cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y les ayuda a tener una mayor oxigenación.

 
Aunque el ejercicio nos ayuda a acelerar el metabolismo, un elemento clave es el descanso adecuado, que le permite a nuestro cuerpo regresar a su estado de calma total.

 
Implementando los consejos de esta guía lograrás acelerar de forma saludable el metabolismo de tu organismo favoreciendo a tu bienestar general. Es importante que arranques de manera progresiva y no todo a la vez ya que luego te resultará engorroso sostenerlo en el tiempo. Así como el cambio de la alimentación debe ser paulatino, el ritmo interno de tu cuerpo también. Como siempre decimos: pequeños pasos, pero seguros.