Costumbres latinoamericanas que conquistan corazones extranjeros

Latinoamérica se extiende a lo largo del continente americano ofreciendo una gran variedad de cultura y costumbres que enamoran a muchos extranjeros que visitan nuestros países. Es que los latinos tenemos ese carisma y armonía que tanto nos caracteriza y destaca del resto del mundo. El abanico cultural es tan grande y variado que cuando los extranjeros vienen a América Latina suelen armar un tour por todos los países que la conforman, para experimentar al máximo nuestras comidas, bailes, sabores, pueblos, artesanías y paisajes.

Muchos son los turistas que visitan latinoamérica y alucinan con la calidez y simpatía que cada país les ofrece, queriendo repetir nuevamente la experiencia de volver y conocer más.

Para aquellos que aún no se han dado un vuelta por este hermoso rincón del planeta, les contamos algunas de las muchas costumbres latinoamericanas que tanto disfrutan y enamoran a los extranjeros. 

  • México es sinónimo de color y alegría. Este colorido se plasma en los vestidos y trajes tradicionales que los hombres y mujeres de México utilizan en ocasiones especiales, como por ejemplo “el día de los muertos” (desde el 31 de octubre al 2 de noviembre), donde los mexicanos celebran a sus muertos acudiendo a los panteones para adornarlos con flores, y en sus hogares colocan altares, para que las almas queridas abandonen el más allá y vaguen unos cuantos días por el mundo, visitando a su familia, su casa y amigos.

En cuanto a comida, sabores y bebidas, México es reconocido por su tan querido chile, con el cual le dan sabor a todos sus platos, convirtiéndose así en el condimento mexicano por excelencia (un dato curioso, en México existen alrededor de 100 tipos de chile). Así como también el tequila su bebida más representativa. Así que ya sabes, si visitas este hermoso país no puedes irte sin probar estas delicias tan características de México. 

  • Por otro lado, más al sur, Brasil nos maravilla con sus increíbles y explosivos carnavales donde se pueden ver grandes caravanas decoradas con brillantes colores y bailarines danzando al compás de la música. No hay forma que te vayas de Brasil si haber bailado samba, aprendiendo a mover las caderas como sus habitantes y sin haber probado su bebida alcohólica más popular: la caipirinha, realizada con cachaza, limón, azúcar y hielo triturado. Pero ¡ojo! Este famoso cóctel debe ser bebido con moderación ya que lo rico de su gusto y lo refrescante que resulta, hace que no se tenga en cuenta la cantidad de alcohol que tiene, y con ello su efecto.
     
  • Siguiendo la ruta al sur de América Latina, nos topamos con Argentina, país que se caracteriza por su carne vacuna, ofreciendo su comida más conocida y codiciada por los extranjeros: el asado. Este plato, consiste en carne asada a las brasas, acompañado de su bebida más deliciosa, el vino tinto. Y muchos de los que han gozado este placer para el paladar han dicho que si encima de saborear la carne vacuna argentina, de fondo suena un tango (baile tradicional de pareja), se convierte en el momento ideal y más mágico del país.


La lista de costumbres de nuestra querida América Latina es infinita, sería imposible enumerar todas aquí con sus respectivos países. Muchas son las cosas que comparten y tienen en común. Pero hay una de ellas en particular que une latinoamérica de punta a punta: la pasión por el fútbol. Más allá del marcador de uno u otro partido, el fútbol y sus estrellas inspiran fervor casi religioso entre sus seguidores. Incluso llega a fungir como un medio de identidad, que acerca regiones distantes y a estratos socioeconómicos contrastantes. Aquellos extranjeros que visitan tierras latinoamericanas y tienen la suerte de asistir a un partido de fútbol, pueden llegar a vivir una experiencia única y vibrante, tan pasional como el amor.

A la hora de armar tus vacaciones, no dudes en sumar a tu itinerario estos maravillosos países. Latinoamérica brilla por sus colores y por su gente, sus montañas, y sus pueblos. Para experimentarlo tienes que vivirlo en persona y dejarte llevar por las tradiciones de estas hermosas y cálidas tierras.