El rol de los padres en el aprendizaje de los niños

Aprendizaje.png

Ser madre, ser padre, es uno de los desafíos más grandes que se atraviesan en la vida, pero también una de las tareas más gratificantes cuando el niño cursa su vida de manera sana y equilibrada.

Ahora bien, cuando el niño comienza a asistir al colegio, desde temprana edad, incluyendo el kinder, es muy relevante que, como padres, estemos atentos a su desempeño en la institución, así como en casa. Los primeros años de sociabilización, son para los pequeños muy importantes y donde más suelen detectarse problemas de aprendizaje o trastornos de conducta.

Si bien la institución tiene el rol de educar a nuestros hijos y formarlos, nosotros como padres podemos aportar al crecimiento y desarrollo del niño prestando especial atención a su desempeño y posibles problemas que éste pueda comenzar a desarrollar en la escuela: desde problemas de conducta hasta discapacidades o síndromes que necesitarán especial atención y una educación acorde a su desarrollo.

La necesidad de que todos los niños alcancen los mismos objetivos pedagógicos en el mismo período de tiempo hace que muchos pequeños se sientan fuera del sistema desde edades muy tempranas. Si bien no es malo para un niño con discapacidad formarse en una escuela especial, su integración social será más sencilla si puede adaptarse a un ámbito educativo normalizado desde sus primeros años de vida .

Parte del problema en la detección de discapacidades de aprendizaje es que no se puede generalizar. Los niños con dificultades de aprendizaje no tienen características similares. Al igual que ocurre con la gran diferencia en los tipos de discapacidad, hay muchas formas en las que el niño puede reaccionar a una de ellas. Sin embargo, el Centro Nacional de Discapacidades del Aprendizaje (National Center for Learning Disabilities) destaca las señales siguientes que pudieran indicar un problema. Los padres de niños que muestren algunas de éstas deben buscar ayuda inmediatamente.

  • Deficiencia en destrezas de organización
  • Escribir la misma palabra de forma diferente en un solo documento
  • Deficiencia en destrezas de memorización
  • Reticencia a realizar tareas de lectura o escritura
  • Dificultades con preguntas abiertas en exámenes
  • Lentitud en el trabajo
  • Dificultad en el llenado de solicitudes o formularios
  • Fácil confusión con las instrucciones que se les dan con gran frecuencia.

Si detectamos alguna de estas conductas, se puede solicitar a la institución una evaluación especial para determinar si el niño presenta una discapacidad , y en caso de  así serlo adquirir una educación acorde a sus necesidades.


¿Qué hacer para solicitar una evaluación especial a la institución?
Cada estado y distrito escolar tiene sus propios procedimientos en cuanto a la educación especial. Por lo tanto se deberá acudir al Director de Educación Especial o al director de la escuela para que expliquen dichos procedimientos, otorgando una copia de éstos.
Los procedimientos brindarán información útil para solicitar los servicios de educación especial para el niño. En primera instancia se deberá pedir que el niño sea evaluado para determinar si efectivamente presenta una discapacidad, y de serlo, recibir servicios de educación especial. Una buena manera de comunicarlo sería a través de una carta, ya que de esta forma se puede prevenir cualquier malentendido, además de que servirá como un registro del pedido solicitado.

¿A quién debe ir dirigida la carta?
Dependerá de qué se solicite en la carta y cuán cómodos se sientan con el inglés. De no manejar el idioma, y en caso de que la escuela tenga personal que hable español, puedes comunicarte con esa persona. En caso de que la institución no tenga personal que domine el español, puedes buscar a un amigo bilingüe o familiar que maneje el inglés y se comunique con la escuela, explicando que requieres una evaluación de tu hijo y preguntando quién debe recibir la carta. En algunos casos será el director de la escuela quien reciba la carta y en otros el director de educación especial del distrito local. Recuerda que debes hacer una copia de la carta para enviarla al maestro del niño, para que de esta manera esté al tanto de lo que está sucediendo. 

¿Qué debería escribir en la carta?
Lo importante es que sea corta y precisa. Intentá hacerte estas preguntas, y luego contestalas en la carta:
-¿Por qué estoy escribiendo esta carta?
-¿Cuáles cosas me preocupan específicamente?
-¿Qué espero yo de la persona a quien le estoy dirigiendo la carta?
-¿Qué preguntas tengo?
-¿Qué clase de respuesta deseo: una carta, reunión, llamado telefónico, o alguna otra cosa?

En caso de que el niño ya haya sido identificado con una discapacidad, incluye esta información en la carta, adjuntando cualquier tipo de informe que haya recibido de la salud del niño y de su condición.

Ejemplo:

“(Nombre de su hijo) ha sido identificado con la discapacidad (nombre de discapacidad o condición) por (nombre del médico o profesional). Adjunto una copia del reporte que he recibido que explica la condición de (nombre de su hijo)".

O bien en inglés:

(Child’s name) has been identified as having (name of disability) by (name of professional). Enclosed is a copy of the report(s) I have received that explains (child’s name) condition.”

Además esta información no deberá faltar en la carta:
- Fecha de la redacción de la carta.
- Nombre completo de su hijo y la ubicación actual.
- Indique dirección y número de teléfono para que puedan comunicarse.


Parent Hub brinda un modelo de carta que te puede servir como guía para la redacción. Haz clic en el enlace.