Elimina las manchas amarillas de sudor de forma natural

Las prendas blancas están en el ojo de la tormenta cuando de manchas hablamos. Es que seguramente más de una vez te ha pasado, que luego de una temporada, sacas la ropa que tenías guardada y si es blanca probablemente se encuentre de un color amarillento. Como así también, muchas veces, las prendas claras se ven dañadas por nuestro archienemigo: el sudor. Pues a veces no pasa por usar o no usar antitranspirante, sino que la mezcla de nuestro sudor con la fragancia produce manchas en la axila de la camisa que resultan desagradables y hasta llegan a provocarnos más sudoración.

Claro que siempre existe la posibilidad de simplemente comparte otra camisa u otro suéter en reemplazo del que se ha dañado. Pero a veces sucede que esa prenda es irremplazable porque nos queda de lujo y no la queremos echar a perder así como si nada. 

Pero...¡No te aflijas! a continuación te brindaremos unos sencillos tips para recuperar tu prenda favorita y que no tengas que desecharla.

  • ZUMO DE LIMÓN
    Las propiedades del zumo de limón pueden ayudar a blanquear nuestra ropa. Aplica unas gotas de zumo de limón sobre la mancha y déjalas actuar durante unas horas con la prenda expuesta al sol. Después, lava en la lavadora como de costumbre.
     
  • VINAGRE BLANCO
    Además de ser un buen suavizante, el vinagre blanco ayuda a eliminar el tono amarillo de la ropa. Añade una taza de vinagre blanco en el último lavado y después tiende la ropa al sol. Poco a poco irá desapareciendo ese tono indeseado. Otra opción, es mezclar media taza de vinagre blanco con media taza de sal y añadirlo a un cubo de agua donde dejaremos las prendas media hora. Después, lavamos de forma habitual las prendas en la lavadora.

VER: 17 ASOMBROSAS PLANTAS CURATIVAS

  • BLANQUEADOR PARA ROPA BLANCA
    Una opción para quitar las manchas amarillas es utilizar blanqueador para  ropa blanca tanto en la lavadora como en remojo o a mano. Puedes aplicarla directamente sobre la mancha, sumergir toda la prenda en el blanqueador diluido en agua o añadir unas gotas en el cajetín de la lavadora si todo el lavado es de ropa blanca. Asegúrate de que el tejido vaya a soportar la agresividad del blanqueador.
     
  • BICARBONATO
    En varias ocasiones hemos hablado de los múltiples usos del bicarbonato y acabar con las manchas amarillas también es una de ellas. Aplícalo directamente sobre la mancha húmeda, frota con cuidado con ayuda de un cepillo y deja que actúe durante 30 minutos. Después, lava en la lavadora como de costumbre.
     
    Recuerda: no toda la ropa blanca es igual, y algunas son más delicadas que otras. Consulta siempre la etiqueta del lavado para ver si puedes aplicar blanqueador o no, si se puede meter a la lavadora, etc. Si tienes dudas, aplica la solución elegida sólo en una pequeña parte de la prenda no visible y espera a ver el resultado antes de aplicarla a toda la prenda.

     
  • Todavía estás a tiempo de salvar tu prenda favorita, ahora solo tienes que probar estos sencillos tips y será como lucirla por primera vez.