Cómo lidiar con personas que no te caen bien… de forma inteligente! 


En un mundo perfecto, cada persona que se cruza por nuestro camino es agradable, amable, atenta, cosiderada, generosa y tantas otras cualidades positivas. Todos podríamos vivir cómodamente llevándonos bien. 
Sin embargo, no vivimos en un mundo perfecto y algunas personas saben cómo generar lo peor en nosotros.
Estas personas son desconsideradas, cuestionan nuestros motivos, nos hacen sentir inferiores, o simplemente no les caemos bien. 
Podrías preguntarte cómo hacer para que todas las personas te agraden, pero también podrías aprender algunas técnicas sobre cómo lidiar con estas personas para tu bienestar. 

 

1. Acepta que hay gente que no te va a agradar 


El primer error es siempre pensar que somos personas agradables, y que nos puede agradar todo el mundo. Es inevitable que en algún momento te topes con alguien que no piensa igual que ti, y eso está bien y es normal. También es importante reconocer que muchos conflictos pueden originarse en una diferencia de valor o de cultura

Una vez que aceptes que no todo el mundo te va a agradar, y que las diferencias entre personas puede ir mucho más allá de simples opiniones, puede ser que haya menos tensión e incluso pueden llevarse mejor si acuerdas estar en desacuerdo. 

 

2. Tolera al otro (pero no lo ignores)


Esta muy bien las diferentes opiniones y es valioso para nuestra comunidad que hayan personas que piensen diferente. Cuando te ves forzado a interactuar con alguien que no te agrada, puede ser que te molesta cada comentario que esa persona haga, pero ten paciencia. A veces estas personas son quienes te impulsan a una nueva idea. Y recuerda, tú tampoco eres perfecto, pero la gente todavía te tolera.

 

3. Trata a aquellas personas con cortesía


Tus sentimientos contra esta persona es probable que reboten de nuevo hacia tí. Si eres grosero, es probable que sea grosero contigo también. Está en ti permanecer justo e imparcial. Piénsalo como ser cordial, y diplomático. Trata de evitar el conflicto por que sí, por lo menos desde tu lado.  

 

4. Comprueba tus propias expectativas


No es raro que tengamos expectativas poco realistas sobre los demás. A veces esperamos que el resto actúe como lo haríamos nosotros, o que las cosas se digan de cierta manera ante una situación. Sin embargo, ese pensamiento no es realista. "La gente tiene rasgos de personalidad enraizados que van a determinar en gran medida cómo reaccionan", dice Alan A. Cavaiola, PhD (profesor de psicología en la Universidad de Monmouth en West Long Branch, Nueva Jersey). "Esperar a otros a hagan lo que uno haría es prepararse para la decepción y la frustración."
Si una persona te hace sentir exactamente de la misma manera cada vez, ajusta tus expectativas apropiadamente. De esta manera estarás preparado y su comportamiento no te sorprenderá. 

 


5. Haz una pausa, y respira profundamente.  


Una respiración profunda pueden calmarte y darte un segundo para pensar antes de perder los estribos. Esto te protegerá de tomar una reacción exagerada. Evita acusar a esa persona de algo, y toma espacio físico. Si realmente quieres hablar con esa persona, busca un momento en el que estés tranquilo, y listo para hablarlo.