¿Cómo puedo ser emocional y mentalmente más fuerte?

¿Te sientes sobrepasado de emociones todo el tiempo? Obtén algunos consejos sobre cómo encontrar tu fuerza mental.
La forma en que percibimos una situación tiene un tremendo poder para ayudarnos o perjudicarnos. La fuerza mental, abarca la inteligencia emocional, la resiliencia, el autocontrol, la tenacidad mental y la atención plena. Es la razón por la que algunas personas son capaces de superar cualquier obstáculo, mientras que otras se desmoronan en los desafíos cotidianos de la vida y las frustraciones.
 La capacidad de hacerle frente a las emociones y situaciones difíciles es un factor significativo de nuestro éxito y felicidad. 
Las cosas que creemos que son obstáculos son en realidad oportunidades para hacer algo.


Entonces, ¿qué hacer en realidad? ¿Qué tácticas usamos para superar la adversidad una y otra vez? Aquí hay 11 hábitos y prácticas esenciales de personas mentalmente fuertes que pueden ayudarte a superar cualquier reto o dificultad.

Un paso a la vez

  1. Trata las tareas difíciles de a un paso a la vez sin abrumarte:
    Divide las metas grandes en pequeñas metas, que sean alcanzables. 
  2.  Encuentra una motivación.
    El poder de la motivación es infinito. Mantiene su espíritu y te da una meta por la que focalizar. 
  3.  Equilibrar el pensamiento positivo y negativo:
    El pensamiento positivo es importante porque cuando crees que las cosas buenas sucederán, tiendes a trabajar para hacerlas suceder, y también notarás que suceden cosas buenas. El pensamiento negativo también es importante, ya que le permite anticipar lo que podría salir mal, y planificar cómo tratar con ellos.
  4. Se amable y compasivo:
    Al ser más amable contigo y con los demás, reduces el número de emociones negativas en tu vida. Al reducir las emociones negativas, abres un espacio para que las emociones positivas florezcan.
  5. Limita tu responsabilidad:
    Asume la responsabilidad de las cosas que puedes controlar, pero acepta lo que está fuera de tu alcance. No debería sorprendernos que las personas mentalmente fuertes asuman la responsabilidad de sus vidas, pero no se responsabilizan de todo. Eso volvería a alguien loco.
  6. No todo es personal:
    Gran parte de lo que sucede en la vida es completamente impersonal y si te das cuenta que mucho de lo que sucede no tiene nada que ver contigo, puedes liberarte del sufrimiento. 
  7. No necesitas aprobación:
    Todos queremos aprobación, pero los problemas surgen cuando se convierte en una necesidad. Las personas mentalmente fuertes también quieren la aprobación de los demás pero no la necesitan.
  8. Pida ayuda cuando la necesites:
    Ser fuerte no significa que no necesitarás ayuda, todo lo contrario, significa que puedes reconocerlo y pedir ayuda. 
  9. No más pucheritos
    La auto-compasión quita energía mental y te mantiene emocionalmente agotado. Si pasas mucho tiempo pensando en un acontecimiento pasado, anota lo que ha aprendido, y cómo reaccionarías ante la misma situación hoy en día. Esto generalmente funciona mucho mejor que seguir atado al pasado.
  10. Equilibra las emociones con la lógica.
    Para ser mentalmente fuerte, debes evitar que te emociones hasta el punto en que no puedes ver la lógica. Las personas mentalmente fuertes entienden cómo sus emociones pueden influir en su pensamiento. En un esfuerzo por tomar las mejores decisiones posibles, equilibra tus emociones con la lógica.
    La estabilidad emocional y la capacidad de mantener una cabeza fría es una cualidad enorme a la hora de enfrentar situaciones difíciles. Afortunadamente, la estabilidad emocional tiende a aumentar con la edad - y no debería sorprendernos que nos genere más feliz.
  11.  No se puede ser feliz todo el tiempo
    Las personas mentalmente fuertes no tratan de evitar las emociones negativas; más bien, es cuestión de aceptar las emociones positivas y negativas y dejar que coexistan sentimientos diferentes es un componente clave de resiliencia.

 

Inspirado en: