7 maneras simples de tener un matrimonio saludable

Es cierto que las personas con el tiempo cambian, y cuando dos personas están juntas, ya sea casadas o viendo en pareja, también van a cambiar, pero el tema es: ¿lo harán juntos o por separado? A medida que el tiempo pasa, cada vez es más difícil darle el tiempo necesario a la relación, para que ésta se siga transformado y reforzando con los años. Muchas veces pasa, que damos por sentado a esa otra persona. 

Piénsalo de esta manera: los carros necesitan un cambio de aceite y hacerle mantenimiento para que ese vehículo siga funcionando. El cuidado de una relación es algo similar. 
Aunque no hay garantía de que una relación funcione para toda la vida, hay un montón de pequeñas cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo de que esa relación se termine por falta de “mantenimiento”. 
Sigue leyendo para encontrar maneras de fortalecer el vínculo con tu amado. 


1. Disfruta de tu compañía

En cada relación, hay tres elementos fundamentales: dos personas, y la relación en sí. Siempre hay que cuidar a la otra persona, hay que cuidarse a uno mismo, y hay que cuidar la relación. Muchas personas se focalizan tanto en la relación, y en la otra persona, que se olvidan que tienen que concentrarse en ellos mismos. 

 

2. Hazle saber que estás ahí para él o ella 

Es importante hacerle saber a esa persona que puede contar contigo. Puedes darle un masaje de vez en cuando, darle un abrazo luego de un día de trabajo, y por qué no preguntarle cómo le ha ido ese día. Deja que te cuente y descargue sus pensamientos. A veces eso puede ayudar a entender mejor lo que está sucediendo con tu amado. Si tuvo un día malo en el trabajo, puede ser entonces que cuando no lave los trastes, en vez de enojarte, lo puedas comprender y sentir compasión. 


3. Satisfacer las necesidades de cada uno 

Todos tenemos necesidades que consideramos esenciales, como por ejemplo el afecto o la intimidad, y es importante poder decirle a tu pareja lo que necesitas de él o ella y de la relación en sí. Descubrir lo que cada uno necesita favorecerá el vínculo y la comunicación entre ustedes. 

 

4. Aumenta los mensajes de texto jugando 

Seguro que envías un mensaje recordándole que busque algo del supermercado, o para saber a qué hora regresá a casa, pero podría ser mucho más que eso. Puedes aumentar el vínculo con tu pareja enviando mensajes de texto especiales y bonitos, como un simple “te extraño” o “te quiero” para hacerle saber que estás pensado en él o ella. 

 

5. No guardes las emociones


Cuando las parejas guardan sus pensamientos y sentimientos en vez de compartirlos, empiezan los problemas. Seguro que a veces es mejor callar que pelear, pero una discusión saludable puede tener efectos mucho más positivos que no hablar las cosas.  Elegir cómo decimos las cosas y el momento de hacerlo también juegan un papel muy importante. Expresar tus frustraciones evitará que tus sentimientos se acumulen y salgan por otros lados. 

 

6. Dile gracias

Cuanto más tiempo estés juntos, más fácil será empezar a dar las cosas por sentado. No te olvides de agradecer, sobretodo por las pequeñas cosas, como lavar los trastes o hacer café por la mañana. No sólo es cuestión de decirlo, pero sino también de apreciar esas pequeñas cosas que hacen una gran diferencia en nuestras vidas. Y nada mejor que agradecer con un beso o un abrazo. 

 

7. Acaricia


El contacto físico es muy importante, no sólo de manera sexual, sino que también el roce de la piel, una caricia, un beso o abrazo te conecta con esa persona. Sentirse amado y querido tiene un gran impacto en la relación y favorecer esos momentos es indispensable para un matrimonio saludable.