Primos que se enamoraron 


 
Doctora, necesito de sus consejos: 
Estoy enamorada de mi primo y tenemos una relación de cuatro años a escondidas de nuestra familia. Lo peor de todo es que tenemos un bebé, noticia que desconoce nuestra familia porque obviamente piensan que es de mi antigua relación. Mi bebé cada día se parece más a él y no sé qué hacer o cómo arreglar todo esto. Tengo miedo de que tarde o temprano mi familia se entere de toda la verdad, aunque ya hay comentarios de que yo tengo algo con mi primo. Sé que sería una decepción para toda la familia, en especial para mi mamá y mi tío, pero es algo más fuerte que nosotros. Mis hermanas están enteradas de todo pero yo se los sigo negando y mientras no lo acepte, no hay pruebas de nada. Aunque después de los rumores que mi mamá escuchó quiere hacerle una prueba de ADN a mi bebé. Necesito de sus consejos urgentemente. 
 

Estimada amiga: 
No me dices de dónde eres, y te contestaré de una manera general. Esta pregunta la he recibido de diferentes maneras, y siempre con la frustración que significa para los enamorados que a escondidas se ven, como en el caso tuyo, y tienen hijos, los cuales no pueden llevar una vida normal con sus padres. Déjame explicarte el porqué de ese "tabú" que ustedes enfrentan. 
 
Hace mucho tiempo, tanto las Iglesias cristianas, como las católicas lo censuraban. La razón era que en parejas formadas por personas sin lazos familiares, el riesgo de que un niño naciera con problemas graves, como espina bífida o fibrosis quística por mencionar algunos, era mucho menor en relación al que existía en las parejas conformadas por primos hermanos. 
 
De acuerdo con estudios recientes, el vínculo no lo consideran significativo para que nazcan niños con esos padecimientos. De acuerdo con A. Molusky, profesor de Ciencias Genéticas y Medicina, los riesgos no son demasiado altos. Solo se pueden atribuir estos riesgos si las personas que siendo familia se unen, son portadoras de los mismos genes que causan enfermedades heredadas de ancestros en común. Ahora, vamos a mirar legalmente si puedes o no casarte con él. En los Estados Unidos, en la mayoría de los estados, permiten estas uniones y en el resto, con restricciones. En el estado de la Florida está permitido. En Europa no hay restricciones, y en algunas partes del Oriente Medio, África y Asia se prefiere ese tipo de unión entre primos carnales. En América Latina no están prohibidas esas uniones, pero sí existen tabúes sobre esto. Creo que después de esta explicación, a lo único que le tienes que temer es a enfrentar a la familia y decir la verdad. Espero que ninguno de los dos esté casado, pues eso sería más problemático. 
 
Te aviso que sería sabio analizar si en la familia hay alguna enfermedad que se pueda transmitir genéticamente. Ahora que tienes esa bella criatura, dedicate a llenarla de amor, atención y alegría. Habla con tu familia, diles la verdad, eso te liberará y después a disfrutar de ese bebé, que por algo se te ha mandado. Hay lecciones que aprender. A lo hecho pecho dicen, y así debe ser. No temas enfrentarte y déjame saber. Por supuesto que él debería decirles conjuntamente contigo. 
 
Doctora Isabel