Lo primero que veas en esta imagen te dirá quién eres

Una ilusión óptica es una ilusión que engaña al sistema visual humano (desde el ojo al cerebro ) y conduce a una percepción distorsionada de la realidad. Las ilusiones ópticas pueden ocurrir naturalmente o ser creadas por efectos visuales  que pueden poner de relieve los principios de funcionamiento del sistema visual humano.

Muchas de estas ilusiones son utilizadas en el área de la psicología para realizar tests y determinar rasgos de la personalidad de las personas.

A continuación te mostraremos una ilusión óptica, dinos qué ves primero a simple vista.
 

TEST PSICOLOGICO.jpg

Si primero viste el rostro:

Le diste mayor importancia al todo que a las partes. Eso también sucede en tu vida: tratas de ver los asuntos con una perspectiva amplia.

Puede que a veces se te escapen los detalles, pero eres la primera persona a quien recurrir cuando es necesario encontrar soluciones que requieran una mirada global. 

No eres alguien estructurado. Por el contrario, entiendes que las cosas no siempre funcionan de la misma manera, y que el entorno es variable, como también lo son las personas. Por eso te adaptas fácilmente a los cambio, y sabes escuchar. 

Si primero viste una persona leyendo:

Destacas siempre el valor humano de todas las cosas. Para ti, cada persona es única y te esfuerzas por dar lo mejor de ti a los demás. 

Puede que a veces te decepcione un poco que los otros no devuelvan todo lo que les das, o sean desagradecidos. Sin embargo, no pierdes la calma. Sabes que las buenas acciones vuelven aún con más fuerzas. 

No eres una persona materialista. Por el contrario, a ti lo que te interesa son las cosas que te hacen crecer intelectual y espiritualmente. 

 

Si primero viste manzanas: 

Te fijas en los detalles, y siempre descubres aquello que parece estar escondido para los demás. Tiendes a analizar a fondo cada cosa, buscando absolutamente todas sus posibilidades. 

Antes de hacer algo, pones en la balanza los costos y los beneficios, y sólo actúas en consecuencia. Por eso no eres impulsivo, y siempre tomas decisiones sabias, aunque a veces te quedes con ganas de arriesgarte un poco más. 

Eres muy bueno dando consejos, y tus amigos te valoran por ello. Siempre logras darles otro punto de vista.