Riesgos de pedir dinero prestado: 5 Aspectos que debes considerar antes de tomar un préstamo

Cada vez parece más fácil obtener un préstamo: para la casa, un coche nuevo, universidad, renovaciones para la casa, incluso para empezar un negocio. Te ofrecen tarjetas de crédito, préstamos de día de pago, adelanto de tus impuestos, y muchas otras opciones. Obtener dinero cuando estás ajustado puede ser una gran ayuda, pero no viene sin riesgos. Echa un vistazo a los siguientes peligros asociados con los préstamos de dinero.


1. Interés

Cuando pides un préstamo, siempre vas a tener que pagar la cantidad original que te prestan (llamado principal), más el interés, que es un porcentaje del dinero que te prestan. Incluso a veces te cobran una gasto de procesamiento de préstamo. Hay tarjetas de crédito que ofrecen un interés muy bajo, del 0%, pero posiblemente, si te olvidas de hacer un pago, el interés sea muy alto, entonces tienes que tener cuidado de siempre pagar a tiempo. 


Asegúrate siempre de leer cada parte del contrato que firmas, y de entender absolutamente todo. 

 

 

2. Puntaje de crédito

Cada vez que decides pedir dinero prestado, corres el riesgo de dañar tu calificación de crédito si no pagas de acuerdo a lo acordado. Ahora, si siempre haces tus pagos a tiempo, un préstamo o tarjeta de crédito puede ayudarte a construir tu puntaje de crédito. 
Una buena idea es saber cuál es tu puntaje, y entender cómo hacer para mejorarlo. Este pequeño número afectará muchos aspectos de tu vida, y es importante conocerlo.  


3. Afecta las relaciones

Si bien puede ser que tengas un amigo o familiar que pueda prestarte dinero, tomar un préstamo de ellos puede dar lugar a una serie de situaciones incómodas. Puede ser difícil para esa persona pedirte el dinero de vuelta, e incluso tú puedes sentirte culpable u obligado de devolver el dinero cada vez que veas a esa persona. 
Si bien este método puede ayudarte mucho, una buena idea es tener reglas claras sobre cómo y cuándo deben ser los pagos. 

4. Sentirte atrapado

Tomar dinero de un prestamista requiere firmar un acuerdo y comprometerse a pagar una cierta cantidad cada mes. Después de eso, es importante hacer esos pagos a tiempo. 
Esto significa que al momento de tomar un préstamo, debes anticipar y pensar en el futuro, ya que la situación de hoy puede ser diferente a la situación de mañana, pero el pago del préstamo debe continuar hasta saldar la deuda. Asegúrate de que puedes hacer esos pagos, no sólo hoy sino por el todo el tiempo que te estás comprometiendo. 

5. Presupuesto menos flexible

Por último, el dinero que debes devolver al prestamista limitará la cantidad de efectivo disponible en tus ingresos futuros. Durante el término de la deuda, hay un dinero que se irá todos los meses para pagar la deuda, dejándote con menos dinero cada mes


No hay duda que endeudarse trae muchos beneficios, como al comprar una casa, o un carro o al pagar la universidad de los niños, pero lo más importante es entender las condiciones a las que uno se va a someter durante ese tiempo, y realmente evaluar cuánto uno puede endeudarse. Muchas veces el prestamista te dirá el monto que te puede prestar, pero eso no significa que debes tomarlo todo. Recuerda: sólo toma un préstamo por lo que tú crees que puedes pagar, no lo que te digan. 

Y, por supuesto, siempre es más barato utilizar ahorros en lugar de endeudarse.