¿Por qué nos ruborizamos? ¿Se puede evitar?

eritrofobia.png

La eritrofobia consiste en la aparición brusca e inexplicable de rubor facial. Este rubor es ilógico, desproporcionado para la situación y puede ocurrir sin razón alguna. No se trata de un simple sonrojo, se trata de una vergüenza extrema que en el momento bloquea mentalmente a quien lo padece.

El simple hecho de anticipar la situación, la persona que lo padece se sonroja con el deseo de desaparecer de donde está debido a la incomodidad y muchas veces humillación por quién lo rodea.

La mayoría de las personas que padecen de esta fobia, suelen vivirla en silencio y aislados debido a la vergüenza que les ocasiona sonrojarse sin motivo aparente.  El círculo social se hace cada vez más pequeño. El rendimiento laboral o profesional se ve afectado. Muchos ocupan cargos inferiores a su capacitación y posibilidades. Todo esto genera un impacto negativo en la calidad de vida.

Si sientes que padeces de esta fobia, no le des la espalda, pues te la estás dando a tí mismo. Hazle frente y háblalo con tus más allegados para que puedan comprenderte y no hacerte sentir incómodo. Cuanto más a gusto estés y más relajado sea el ambiente, mejor podrás manejar la fobia.

A continuación brindamos una lista de consejos útiles para que puedas atenuar ese miedo a sonrojarte:

  • Relajación corporal.
    Cuando sientes que te ruborizas, o bien sabes que está por venir, relaja tu cuerpo y tus músculos con una respiración bien profunda, pues esto ayuda rápidamente a desvanecer el color rojo. 
     
  • No prestes especial atención al hecho de sonrojarse.
    No le des más importancia de la que merece, ya que mientras más piensas en el rubor más te ruborizas. Si alguien hace mención de tu rostro rojizo, no le des mayor importancia, y continúa con lo que estabas haciendo.
     
  • Comprende que es físicamente el rubor.
    Consiste en la sangre fluyendo por los vasos sanguíneos faciales, causada generalmente por estrés, ansiedad o cambios bruscos de temperatura. 

 

  • Visualiza en qué momentos te ruborizas.
    ¿Sucede cuando te enojas? o, ¿cuando estas ansioso? o ¿bien cuando todos prestan atención de tí?. No evites pues aquello que haga sonrojarte, sino más bien intenta condicionar tu cuerpo y tu mente para creer que no hay ninguna razón para ruborizarse
     
  • No te sientas responsable de sonrojarte. 
    No seas duro contigo mismo. Entrena tu mente para entender que tus pensamientos conscientes no tienen nada que ver con esta respuesta física que da el cuerpo. No eres culpable de nada. Si dejas sentirte responsable del rubor, hay una gran posibilidad de sonrojarte con menos frecuencia.


Ya sabes, toda fobia tiene tratamiento. No le des la espalda a una realidad que te hace frente todos los días. Reconoce la fobia y trabaja en pos de una mejor calidad de vida. Alejarse y aislarse no es una solución sino un alimento para la fobia. Da pasos pequeños, pero firmes y lograrás salir adelante. 
 

¿Tienes diabetes? ¡Incorpora estos 10 alimentos! 

¿Tienes diabetes? ¡Incorpora estos 10 alimentos! 

¿Cómo saber si tengo bipolaridad?

¿Cómo saber si tengo bipolaridad?