¿Tienes una familia y sientes que no puedes más? Puedes tener tener este síndrome

¿Tienes una familia y sientes que no puedes más? Puedes tener tener este síndrome

sindrome burnout.png

Ser padres es una experiencia hermosa y gratificante, pero a su vez significa estar 24 horas al día, 7 días de la semana sin descanso, y pendientes al cuidado de un pequeño ser humano que tiene a los padres de modelo para todo. Esto sumado a pocas horas de sueño, hermanos mayores, estrés laboral, quehaceres domésticos… termina agotando a cualquier ser humano. Pues todos estarán de acuerdo en que criar a los niños puede llevar a la sobrecarga física y emocional.

Si bien el término “BURNOUT” se ha utilizado más frecuentemente en el ámbito laboral, cada vez se está mencionado más para referirse a los padres y madres de familia estresados y sobrepasados con la crianza y quehaceres del hogar.

El síndrome del Burnout pasa por: aislarse socialmente del entorno, tener dificultad para la concentración, dormir mal, perder el interés por cosas que antes te llenaban, sentir estrés, ansiedad, cambio en el apetito, tener un sentimiento de impotencia, entre otras cosas.

¿Cómo se presenta? Aquí algunos síntomas que pueden presentar padres y madres:

  • Dolores musculares
  • Cefaleas recurrentes
  • Trastornos gastrointestinales
  • Insomnio
  • Cansancio

También puede haber síntomas emocionales:

  • Aislamiento del entorno o problemas de relación
  • Sensación de soledad
  • Distanciamiento afectivo
  • Sensación de frustración
  • Ansiedad
  • Desgano
  • Ganas de llorar

Pues si esto te sucede, ¿qué hacer para solucionarlo?

DELEGAR
Es la palabra clave. Pedir ayuda no es signo de debilidad y puedes desahogar las tareas diarias. Dejar que los abuelos o cuidadores se ocupen durante un rato al día o a la semana de los niños para poder tener tiempo es fundamental.

MANTENER EL CONTACTO
El aislamiento social no es nada positivo. Ahora con la tecnología no es nada complicado mantener una conversación, aunque sea virtual con tus amigos de siempre. Pero si además, puedes dejar a los niños con alguien cercano para tomar un café, esto supone una recarga de pilas increíble y muy beneficiosa, tanto para tí como para el niño, pues podrás luego disfrutar el tiempo con él/ella sin estar agotado y estresado.

RESERVA UN TIEMPO PARA TI
Ser madre o padre no significa dejar de ser persona. Intenta guardar un tiempo, por pequeño que sea para ese hobbie favorito, ya sea leer, hacer yoga o dar un paseo bajo la lluvia.

Si detectas que te sientes sobrepasado y agotado, intenta hacer una pausa y reflexionar sobre lo arriba mencionado, es importante que a la hora de pasar un rato con tus hijos, sea tiempo de calidad, y para que así sea tú tienes que estar relajado y disfrutando ese momento junto a él/ella.

 

¡Los estadounidenses estamos más gordos que nunca!

¡Los estadounidenses estamos más gordos que nunca!

Jugo divertidos para el verano y tu salud

Jugo divertidos para el verano y tu salud