Tratamientos para remediar la sequedad vaginal

Tratamientos para remediar la sequedad vaginal

sequedad.png

Por Agustina Plá

La sequedad vaginal puede presentarse en cualquier momento y a cualquier edad, y si bien no es para preocuparse pues no se trata de nada grave, resulta ser una afección bastante molesta para quien la padece.

 Se calcula que más de la mitad de las mujeres que padecen este trastorno tienen menos de 50 años.

Sus síntomas más característicos son:

  • Quemazón en la zona genital
  • Irritación
  • Picores
  • Y la más molesta y preocupante para quienes la padecen es el dolor durante las relaciones sexuales por falta de lubricación.

Pero tranquilas, a no desesperar y a ocuparse, pues es una afección que tiene solución y con ciertos hábitos puede mejorar de forma considerable.

En la actualidad hay muchos productos de fácil acceso para mejorar la lubricación de la zona genital, pero siempre será mejor recurrir al ginecólogo para que según el caso clínico recomiende el mejor producto.

Aquí te brindamos algunos útiles consejos que deberías consultar con tu médico previo al uso:

CREMAS HIDRATANTES
Se fijan al epitelio o capa vaginal y, al retener el agua de la vagina, mantienen su hidratación. Es decir, que está más húmeda y elástica. Con ello, también mejora su pH, lo que previene las infecciones en la zona. Las cremas hidratantes no tienen ninguna contraindicación y deben aplicarse, como mínimo, dos veces por semana.

TERAPIA HORMONAL LOCAL
Cuando las hidratantes no proporcionan suficiente alivio o la sequedad no remite, se puede recurrir a este tratamiento. Consiste en administrar dosis bajas de estrógenos locales, que se aplican directamente en la zona en forma de óvulos o crema mediante un aplicador.

Se suele recomendar esta terapia para tratar los síntomas de atrofia vaginal cuando son moderados o severos. Consigue normalizar el pH ácido, aumenta el riego sanguíneo del epitelio, mejora la respuesta lubricadora de la vagina y disminuye así la sequedad vaginal.

LUBRICANTES
Independientemente del tratamiento que sigas, puede que necesites una lubricación extra durante las relaciones sexuales para minimizar la fricción y la consiguiente irritación. Los lubricantes más recomendables son los que tienen una base de agua o silicona, puesto que son más fáciles de eliminar después mediante el lavado.

Evita los lubricantes que contengan esencias o perfumes, ya que pueden ser irritantes, así como las vaselinas, porque pueden adherirse a la mucosa vaginal y alterarla, favoreciendo el desarrollo de hongos.

Estos hábitos ayudarán a prevenir la sequedad vaginal y mejorarla en caso de padecerla:

  • Beber bastante agua a lo largo del día. Favorece la hidratación y aumenta los fluidos.
  • Evitar el tabaco y el alcohol. Además de ser perjudiciales para la salud en general, disminuyen los estrógenos, lo cual aumenta la sequedad vaginal.
  • Disfrutar de una vida sexual plena. Tener relaciones sexuales de forma habitual ayuda a prevenir la sequedad. Dedica tiempo a los preliminares para mejorar la lubricación.
  • No uses productos de higiene íntima que sean secantes. Elige jabones hipoalergénicos y que respeten el pH de la piel.
  • Atención con ciertos fármacos. Los anticonceptivos orales y algunos fármacos antidepresivos, antihipertensivos, antiulcerosos y antihistamínicos, cuyos compuestos, además de usarse como tratamientos para las alergias, son comunes en la formulación de algunos medicamentos para los resfriados, pueden tener como efecto secundario la disminución del flujo vaginal.

Si sufres de alguno de los síntomas arriba mencionados, recurre a tu ginecólogo, pues como comentamos al principio del artículo es una de las afecciones más comunes en las mujeres y hay muchos tratamientos para aliviar y mejorar las condiciones de la zona genital.
 

¿Comer rápido es malo para la salud?

¿Comer rápido es malo para la salud?

Los errores más comunes al momento de la entrevista para la Visa

Los errores más comunes al momento de la entrevista para la Visa