¿Cómo reavivar el fuego luego de ser padres?

¿Cómo reavivar el fuego luego de ser padres?

Es muy normal que con el paso de los años y la convivencia con la pareja el sexo vaya perdiendo sutilmente terreno, pues en esos casos siempre hay consejos de amistades o incluso en Internet de cómo salir de la rutina y reavivar un poco la llama...Pero cuando se combina con el post parto y la maternidad/paternidad puede llegar a resultar bastante agotador para el vínculo y desmotivador, poniendo en riesgo absoluto la relación.

Sucede que no sólo por los cambios que todo niño trae consigo a la vida de los padres sino también por los cambios físicos y hormonales que sufre el cuerpo de la mujer, que al final del día contribuyen a la desconexión sexual o pérdida de la libido.

Pero no todo está perdido y si hay amor, hay llama que aún se puede reavivar, aquí te contamos cómo:

  • La lactancia afecta a la sensibilidad en la vagina, al ralentizarse la vasocongestión de las paredes vaginales y provocando que se irriten con facilidad. Disminuye la lubricación vaginal y esto hace más incómodas las relaciones coitales. A estas molestas sensaciones se les suma los posibles dolores por los puntos si hubo episiotomía. Si la musculatura pélvica se ha dañado durante el parto, la sensibilidad vaginal disminuye y los orgasmos pueden ser más difíciles de conseguir y más débiles. Así pues, deberás fortalecer la musculatura pélvica: no sólo para evitar incontinencias que pueden haberse presentado incluso desde antes del parto, sino para mejorar el bienestar y facilitar las relaciones sexuales, potenciando el placer que pueden encontrar en ellas.

  • No dejar a la pareja de lado, busca momentos en los que estar solos. Hay que seguir cuidando la relación un poquito cada día, sin abandonar esos momentos de intimidad por la llegada del bebé.

  • No es necesario iniciar las relaciones coitales apresuradamente. Es muy posible que apetezca más otro tipo de relaciones, más globales, y que no impliquen dolor. Esto es perfecto y enriquece muchísimo a la pareja: mimos, masajes o estimulación genital sin penetración. Es igual o más placentero y probablemente menos incómodo en el postparto.

  • El uso de lubricantes e hidratantes vaginales es muy importante, en esta etapa en la que la lubricación disminuye mucho y los puntos pueden tirar al secarse. La aplicación diaria (no sólo vinculada a las relaciones sexuales) puede mejorar notablemente el bienestar de la mujer.

Para disfrutar de una vida sexual placentera y saludable en el embarazo y el postparto es esencial cambiar los patrones establecidos acerca de la sexualidad, no centrarse en los genitales o la penetración y aprender a disfrutar de todo el cuerpo, de los pies a la cabeza, aprovechando las nuevas sensaciones que aportan esos cambios en el cuerpo femenino.

¿Cómo solicitar asilo en los Estados Unidos?

¿Cómo solicitar asilo en los Estados Unidos?

¿Cómo brindar primeros auxilios?

¿Cómo brindar primeros auxilios?