¿Cómo afecta el tipo de pezón a la lactancia?

¿Cómo afecta el tipo de pezón a la lactancia?

Cada mujer posee un cuerpo diferente. La anatomía del cuerpo humano varía en cada individuo hasta el más mínimo detalle. En el caso de los pezones femeninos, las formas son variadas y de acuerdo a ella el acto de amamantar puede variar en cada madre.

Muchas veces este tipo de información es desconocida por la madre y, sobre todo las primerizas, tienen un encuentro fallido con la lactancia abandonándola antes de tiempo. Por eso hoy te contaremos las características de cada tipo de pezón y sus ventajas y desventajas.

Pezón común

Son llamados así porque son los que predominan en la mayor parte de las mujeres. Sobresalen de manera natural del pecho y reaccionan ante un estímulo externo de manera que endurecen y salen hacia afuera. Las madres con estos pezones no suelen presentar inconvenientes para que el niño/a pueda amamantar de manera efectiva.

Pezón plano

Son pezones que apenas salen de la areola como para notarlos. Conforman casi una superficie plana. Al igual que los comunes, sale hacia afuera ante el estímulo externo de manera discreta. Las madres con este tipo de pezón no suelen presentar inconvenientes a la hora de amamantar.

Pezón hinchado

Su aspecto es muy similar a los planos ya que no suelen sobresalir de la areola sin estimulación, pero se diferencian en que una vez que sobresalen ante el estímulo externo, rápidamente se retraen haciendo dificultosa la lactancia. Una solución es utilizar las pezoneras que ayudan a mantenerlos sobresalientes en todo momento facilitando al bebé la lactancia. 

Pezón invertido

En este caso el pezón no sobresale de la areola, ni siquiera cuando se los estimula. Se mantienen dentro de la mama, sin protuberancia a la vista, dificultando mucho y casi imposibilitando la lactancia. Existen 3 categorías:

  • 1er Grado. No hay obstrucción relevante en los conductos de leche. En este caso la madre podrá amamantar a su bebé realizando la extracción del pezón al momento de la lactancia.

  • 2do Grado. Existen leves obstrucciones en los conductos de la leche. Si bien la lactancia será posible, puede que sea algo dificultosa y dolorosa para la madre.

  • 3er Grado. Los conductos de leche están completamente obstruidos imposibilitando la lactancia 

Pezones unilaterales

En este caso, la mujer presenta un pezón normal y otro invertido. En casos donde el pezón invertido imposibilite la extracción de leche, se podrá utilizar de manera cuidadosa el pezón normal.

Puede que incluso el bebé tenga dificultad en agarrar un pezón normal, por ello el uso de pezoneras aplica para cualquier tipo de pezón y necesidad que exista al momento de amamantar. Además puede suceder que pezones comunes pero de gran tamaño le provoquen arcadas al bebé por el roce con el paladar. En esos casos la madre deberá cuidadosamente guiar al bebé para que no ingrese todo el pezón en su boca.

Si bien la lactancia es altamente beneficiosa para los bebés y las madres, en casos donde se imposibilita por la anatomía de la madre o bien por daños en sus pezones, es recomendable hablar con el pediatra para asegurarse de que el niño se alimente de manera adecuada. Hoy en día existen una gran variedad de fórmulas que le aportan a los pequeños todos los nutrientes necesarios para su crecimiento y que cumplen muy bien con su rol dentro de la lactancia.

¿Qué debo tener en cuenta para la ceremonia de ciudadanía?

¿Qué debo tener en cuenta para la ceremonia de ciudadanía?

La injusticia ecológica: el impacto de la contaminación sobre los latinos

La injusticia ecológica: el impacto de la contaminación sobre los latinos