¿Cómo ayudarle a mi hijo a construir su autoestima?

¿Cómo ayudarle a mi hijo a construir su autoestima?

Los primeros años de vida son fundamentales para que los niños vayan construyendo poco a poco su propia imagen y concepto de sí mismos, desarrollo que se llevará a cabo por medio del mundo exterior y sus relaciones sociales, así como también e, incluso mayormente, por medio de sus padres y familia.

Aquellos niños que se conozcan y se acepten tal cual son, se convertirán en personas que se animarán a probar cosas nuevas, más allá de los resultados, sin miedo al fracaso y tomando todo como un gran aprendizaje más allá de cómo se sucedan las cosas.

Un autoestima bien formado es una hermosa herramienta para enseñarle y brindarle a los más pequeños en sus primeros años de vida. Como padres, la construcción de esta imagen debe ser trabajada para criar y educar niños más seguros y sociables con su entorno.

A medida que los niños crecen, su autoestima también puede crecer. Cada vez que los niños prueban cosas, hacen cosas y aprenden cosas, puede convertirse en una oportunidad para aumentar la autoestima.

Los niños con buena autoestima:

  • Se sienten valorados y aceptados

  • Se sienten seguros

  • Se sienten orgullosos de lo que son capaces de hacer

  • Desarrollan pensamientos positivos sobre sí mismos

  • Creen en ellos mismos

En cambio… los niños con baja autoestima:

  • Son muy críticos y duros consigo mismos, incluso a temprana edad, desarrollando estrés en etapas prematuras del crecimiento

  • Sienten que no son tan buenos como otros niños

  • Piensan más en las veces que fracasan, que en las que tienen éxito

  • Carecen de confianza

  • Dudan de que puedan hacer las cosas bien

¿Cómo puedo ayudar y educar a mi hijo para que se desarrolle con buen autoestima?

  • Aprendiendo cosas nuevas, todo el tiempo, a toda edad y desarrollando habilidades acordes a su edad, como deportes o sentimientos. Todo tipo de aprendizaje es una puerta de entrada a la construcción del autoestima y autoconocimiento. Estimulando a los niños a probar cosas nuevas y a no temer al fracaso, pues de eso se trata, de aprender y nunca dejar de intentarlo.

  • Enséñales, muéstrales y luego dejar que ellos solos experimenten. Pues equivocarse es parte del plan. Cometer errores y aceptarlos como parte del aprendizaje. De esta manera le estarás brindando a tu niño la posibilidad de aprender, intentar y sentirse orgulloso.

  • No seas crítico de manera cruel. Lo que los niños escuchan acerca de sí mismos en boca de otros se convierte fácilmente en lo que ellos sienten de sí mismos. Las palabras crueles son dañinas y para nada motivadoras. Cuando los niños escuchan mensajes negativos acerca de sí mismos, su autoestima resulta dañada. Corrige, pero con paciencia.

  • Ayudar y dar es parte del proceso. Cuando desde pequeños pueden ver que le pueden hacer un bien a otro con una conducta propia, alimentan su autoestima. Ayuda en las tareas del hogar, voluntariados, brindarle ayuda o consuelo a un amiguito, entre otras, son oportunidades para alimentar el autoestima de tu hijo.

Y como siempre decimos cuando de enseñar valores se trata: se predica con el ejemplo. Ser un buen modelo de conducta será la guía para tu hijo. Él aprenderá a esforzarse en hacer las tareas del hogar, ordenar sus juguetes o hacer la cama, si primero ve esas acciones salir de sus padres.

60 días: Regla de la “carga pública”

60 días: Regla de la “carga pública”

Busca Trump bloquear a inmigrantes pobres

Busca Trump bloquear a inmigrantes pobres