¿Cómo combatir al plástico: el peor enemigo del planeta?

¿Cómo combatir al plástico: el peor enemigo del planeta?

Cuando te das cuenta y miras a tu alrededor… encuentras plástico en cada rincón de tu hogar. Y eso no puede ser bueno, pues como hemos hablado en varias ocasiones el plástico es altamente contaminante incluso en pequeñas cantidades, como tapas o bien piezas de juguetes.

Ocho millones de toneladas métricas de desechos plásticos ingresan a los océanos cada año, y se estima que para el año 2050, la cantidad de plástico en el océano pesará más que todos los peces.

Así lo anuncia y pone en cifras el Earth Institute.

Sucede que el plástico es capaz de filtrarse, sea cual su sea su estado, en diferentes lugares y eso incluye a los animales en el océano: un cachalote recién lavado en España tenía 64 libras de desechos de plástico en su intestino (datos del Earth Institute que busca concientizar acerca de este material tan dañino para el ecosistema y las especies que habitan en él, incluyéndonos.)

“La mayoría de nuestras plantas de tratamiento de aguas residuales no tienen la capacidad de filtrar estas partículas de plástico de tamaño micrométrico”

Comenta Joaquim Goes, profesor de investigación en el Observatorio Terrestre Lamont Doherty en una nota al Earth Institute.

"Debido a que pasan por el sistema de filtración, terminan en los sistemas acuáticos y actúan como vectores para el transporte de compuestos orgánicos (como las drogas y los pesticidas en las aguas residuales que terminan en las plantas de tratamiento de aguas residuales). Cuando el pescado y el marisco los capturan, hay una manera mediante la cual los microplásticos entran en la cadena alimenticia ".

Concluye Goes.

Es un hecho que el plástico invade cada centímetro de nuestras vidas, pero aún hay cosas que podemos hacer para frenar este proceso que avanza a pasos agigantados provocando severos cambios en todo el planeta:

  • REDUCE EL USO Y CONSUMO DEL PLÁSTICO

El primer paso es no utilizar plásticos de un único uso, como lo son: las bolsas plásticas, botellas de agua, recipientes para comida, tazas de café.

  • SER CONSCIENTE EN EL CONSUMO

Y esto abarca un abanico muy variado:

Cuando vayas de compras por ropa, opta por aquellas confeccionadas por algodón, cáñamo, lana, y otras fibras naturales. Sucede que cuando se lava la ropa confeccionada con nylon, lycra, poliéster o acrílico, entre 600,000 y 17,7 millones de microfibras por lavado se sueltan y terminan en las aguas residuales (según datos arrojados por el Earth Institute). Pues hará a la diferencia entonces si eliges entre una prenda con fibras naturales versus una altamente contaminante.

En cuanto a la comida, cuando vayas de compras lleva tus propios contenedores reutilizables y bolsas de compras ecológicas para evitar el uso de las plásticas que ya vimos, son muy dañinas. Usa recipientes de comida de vidrio o acero para las sobras en lugar de plástico. Siempre es mejor comer en casa y casero que optar por comida rápida donde no sólo no te nutres sino que además contaminan con todo el empaque en el que ésta viene envuelta.

  • RECICLAR, DONAR O REPARAR. NO DESECHAR

    ¿Sabías que existen 7 tipos de plásticos pero no todos tienen las propiedades para reciclarse? El Earth Institute nos explica un poco acerca de ellos:

Los plásticos con códigos de resina n. ° 1 (como botellas de refresco y agua, frascos de mantequilla de maní, aliño de ensaladas y aceite de cocina) y n. ° 2 (jarras de leche y jugo, detergente para la ropa, botellas de champú, tarrinas de yogur) son generalmente reciclables

Además a la hora de reciclar plástico hay que asegurarse que el mismo se encuentre limpio, ya que cualquier suciedad o desperdicio de alimentos (o bolsas de plástico) puede contaminar una gran cantidad de plástico reciclable.

Una buena opción es donar los envoltorios de burbujas y cacahuetes de embalaje, que no se pueden reciclar, a las tiendas de envío para su reutilización. Así como también cuando algo se rompa intenta repararlo y no desecharlo al primer fallo. Dale una segunda oportunidad y seguro podrás reciclarlo.

SI UNA EMPRESA O FABRICANTE USA ENVASES DE PLÁSTICO DE MANERA EXCESIVA, NO CALLES. DÍCELO O BIEN ESCRIBE UNA CARTA O ENVIA UN MENSAJE POR LAS REDES SOCIALES.

Es nuestra tarea como consumidores poner la voz en alto y denunciar de algún modo el uso excesivo del plástico.

  • BRINDA TU APOYO A ORGANIZACIONES QUE LUCHAN CONTRA EL PLÁSTICO

Aquí una lista de las fundaciones y organizaciones que luchan contra el plástico: Algalita, 5Gyres, Plastic Pollution Coalition, Plastic Soup Foundation, Surfrider Foundation y Upstream.

Pues ya sabes, a tu alcance hay muchas cosas por hacer para combatir la guerra contra el plástico. Toma cartas en el asunto y aporta tu grano de arena para eliminar a este material que tantos daños provoca y con tanta frecuencia se usa. Generar conciencia y predicar con el ejemplo es la mejor arma que tenemos como ciudadanos del planeta.


El Earth Institute, de la Universidad de Columbia, combina la investigación en las ciencias físicas y sociales, la educación y las soluciones prácticas para ayudar a guiar al mundo hacia un camino hacia la sustentabilidad.

Calcula tu huella de carbono con esta herramienta

Calcula tu huella de carbono con esta herramienta

Una tormenta perfecta para Centroamérica

Una tormenta perfecta para Centroamérica