¿Te cuesta ir el baño? ¡Dile adiós al estreñimiento!

¿Te cuesta ir el baño? ¡Dile adiós al estreñimiento!

La constipación es un trastorno que afecta a una gran cantidad de personas de todas las edades, y suele ser más frecuente cuando se alteran las rutinas diarias, se realizan viajes de larga duración o bien se pasan muchas horas fuera del hogar, haciendo más complicado ir al baño en el lugar de trabajo o donde sea que uno esté.

El estreñimiento es dos veces más frecuente en mujeres que en hombres. Así mismo, afecta más a personas mayores de 65 años.

Ante todo diremos que el estreñimiento no es una enfermedad sino más bien un síntoma que viene a avisar que algo no va bien dentro de nuestro intestino. Las causas son variadas y van desde la falta de hidratación, bajo consumo de fibras hasta cuestiones meramente psicológicas asociadas al estrés que una persona puede vivir en una situación determinada.

¿Cuándo se considera estreñimiento?

Cuando la frecuencia es menor de tres deposiciones semanales o existe dificultad para expulsar las heces, siendo estas secas y duras, se habla de estreñimiento. Además, puede acompañarse de molestias intestinales, calambres, esfuerzo exagerado, heces escasas, o sensación incompleta de evacuación.

Cualquier persona que haya padecido de este síntoma puede dar fe que es muy fastidioso, por ello hoy brindaremos una serie de consejos a seguir para evitar que esto suceda y poder evacuar de manera diaria sin mayores inconvenientes.

¿Cómo puedo evitar la constipación?

  • Consume dietas ricas en fibras, todos los días. Este es un hábito a incorporar de manera inmediata si aún no lo has hecho, pues la fibra favorece el tránsito intestinal. Es recomendable tomar entre 20 o 35 gramos de fibra al día, y puede encontrarse en el brócoli, la col, las espinacas, la coliflor, los tomates, la lechuga, la fruta, los frutos secos, las harinas integrales y el salvado de trigo.

  • Consume fruta y vegetales con piel incluída. Pues de esta manera estarás incrementando la cantidad de fibra en la dieta. Presta atención a aquellas frutas y vegetales que puedas consumir su piel: manzana, peras, uvas, tomates, papa, batatas, zapallo, zanahorias. Recuerda tener el cuidado necesario de lavarlas bien para luego consumirlas. En el caso de realizar zumo de frutas, no desperdicies su pulpa. Consume todo.

  • Evita el consumo excesivo de azúcares y alimentos procesados. Consumirlos eventualmente no hará a la diferencia, pero si tu dieta se basa en ellos, será una tremenda pesadilla para tu intestino y tus evacuaciones. ¡Atención! Los quesos curados y el arroz tienen un efecto similar, por lo que es conveniente moderar su consumo. Opta por los cereales integrales, como el mijo, la quinoa y el arroz integral.

  • Consume agua, y mantén una buena hidratación. Agua, infusiones, caldos de verduras… Entre un litro y medio o dos al día. Una correcta hidratación es básica para favorecer las digestiones y la evacuación.

  • Ve al baño cuando sientas ganas de evacuar. Y sabemos que esto puede resultar complicado para muchos, pero es muy importante escuchar al cuerpo y no dilatar las ganas de ir al baño. No conviene “aguantar” o posponer las ganas de defecar, especialmente si padeces de estreñimiento. Lo ideal es que puedas acostumbrar a tu cuerpo a evacuar en un horario determinado, en la mañana después del desayuno, por ejemplo, o a cualquier otra hora que te resulte más conveniente.

  • No uses laxantes. Pues te darán una solución inmediata pero si no realizas cambios de hábitos, volverás al poco tiempo a sufrir de este problema. Toma conciencia y realiza pequeños cambios en tu dieta que puedas sostener en el tiempo y verás como poco a poco tu intestino se irá acomodando.

Es importante evitar el estreñimiento porque además de molestias, evitarás otras complicaciones como fisuras en el área del ano o las dolorosas hemorroides. Evacuar es una función vital. No lo subestimes y recuerda que el intestino es considerado el segundo cerebro del organismo… todo lo que te sucede, estrés, angustia, ansiedad, fobias, tiene su repercusión en el intestino. Enfócate en mejorar tu estado emocional para lograr luego mejoras en tu estado físico, ambas van de la mano.

Todo sobre el botulismo: síntomas, prevención y cuidados

Todo sobre el botulismo: síntomas, prevención y cuidados

¿En qué consiste el TPS: Estatus de protección temporal y qué países califican?

¿En qué consiste el TPS: Estatus de protección temporal y qué países califican?