¿Cómo denunciar la violencia doméstica si soy indocumentada?

¿Cómo denunciar la violencia doméstica si soy indocumentada?

Vencer el miedo es el primer paso para muchas mujeres inmigrantes que sufren de violencia doméstica. Salir del círculo vicioso que el agresor establece en la convivencia y la pareja no es sencillo. Pero una vez detectado el acoso, queremos decirte que sí se puede y tu condición de inmigrante nunca debería ser un impedimento para salir del maltrato.

El Instituto de Recursos Urbanos (URI, por sus siglas en inglés), es  un centro especializado en atender a la población vulnerable que sufre de  violencia doméstica de forma individual.

¿Cómo puedo solicitar ayuda?

Si eres inmigrante indocumentada existen opciones legales que pueden ayudarte, pues desde el año 2000, las víctimas de agresiones sexistas gozan del derecho de solicitar una Visa U en los EEUU.

Visa U, ¿soy elegible?

Destinada para las víctimas de ciertos crímenes que han sufrido abuso físico o mental. Eres elegible si:

  • Fuiste víctima de un acto criminal.

  • Sufriste abuso físico emocional como resultado de ese crimen.

  • Cuentas con información acerca de alguna actividad criminal. Si eres menor de 16 años o no puedes proveer información debido a una incapacidad, tu padre, tutor o un representante legal puede colaborar en la investigación.

  • Serviste de ayuda, estás ayudando, o es probable que ayudes a las entidades policiales en la investigación o procesamiento penal del crimen.

  • El crimen ocurrió en los Estados Unidos o violó las leyes estadounidenses.

¿Cómo acceder a la Visa U?

Programas de ayuda a las víctimas

El programa Working Internship Network (WIN), organizado por URI, está destinado a lograr que aquellas personas que sufren de violencia doméstica puedan recuperar su vida y además sean económicamente independientes, ya que los últimos informes del URI pudieron identificar que el 98% de los casos de violencia doméstica conlleva abusos económicos. 

“Nuestro trabajo pasa por detectar esos factores. Uno de los más claros es la dependencia económica, por lo que con los supervivientes lo que hacemos es educarlos para que sean independientes”.

Detalla Nathaniel Fields, actual presidente del URI.

Los graduados en este curso han logrado sobreponerse a su anterior situación y ser económicamente independientes para poder afrontar una nueva vida.

Mujeres que inspiran: sí se puede salir de la violencia doméstica

Madison, graduada del programa, de Dallas, Texas, denunció a su agresor después de que la dejara inconsciente a golpes delante de sus hijos.

 “Necesitaba levantarme por mí misma. Mi única familia era él y para poder huir de ahí tuve que llamar al 911”.

Recuerda Madison.

“Me dieron unos días para que me calmara y después me asistieron y me ayudaron con mis documentos, que estaban en casa. Por último, te ayudan a centrarte en conseguir el trabajo que te guste. Gracias a WIN me he dado cuenta de que me gusta ayudar a las personas y voy a estudiar derecho para ser abogada. Creo que es posible recuperar una vida plena”,

añade Madison.


“Hay que escapar y no mirar atrás, hay programas como WIN que son totalmente recomendables, hablar con expertos ayuda mucho”.

Concluye la mujer, sobreviviente de la violencia doméstica.

Según la Organización Nacional Contra la Violencia Doméstica, una de cada cinco mujeres en los Estados Unidos ha sido violada durante su vida. 

Mayores riesgos laborales para hispanos

Mayores riesgos laborales para hispanos

USCIS establece 3 cambios importante que afectaría a muchos inmigrantes

USCIS establece 3 cambios importante que afectaría a muchos inmigrantes