¿Cómo enseñarles a los niños a cuidar el planeta?

¿Cómo enseñarles a los niños a cuidar el planeta?

 

Los niños han de aprender a amar y respetar la Naturaleza no sólo como parte de una educación integral que fomente la empatía y el valor del entorno, sino también como futuros ciudadanos responsables que hagan posible un mañana mejor. Para lograrlo, además de predicar con el ejemplo, profesores y padres pueden organizar o sugerirles actividades ecológicas que les ayuden a aprender los principios ecológicos jugando.

Una forma de hacerles comprender a los niños el porqué es necesario cuidar del medio ambiente es hablándoles de cosas cercanas a ellos, de su realidad y de su vida cotidiana y hacerlo siempre con un lenguaje simple y concreto. 

Todo tiene su origen en LA NATURALEZA.
Puedes comenzar por explicar al niño que todo tiene su origen en la naturaleza. Háblale de sus juguetes; los libros se hacen con papel que se obtiene de los árboles, los peluches se hacen con algodón que se cultiva en grandes campos, los juguetes de plástico se hacen con un material (petróleo) que se saca del fondo de la tierra y es muy escaso. Todo tiene su origen en algún recurso natural.

Puedes preguntarle al niño cuál juguete es su favorito y si sabe de qué material está hecho. Así comenzará a pensar en el origen de las cosas y a aprender a cuidar lo que tiene dándole más valor.

Explícale al niño algunas de las cosas que podemos hacer para ayudar a la tierra a sentirse bien, como por ejemplo: LAS 3 R: Reducir. Reutilizar. Reciclar.

Reducir: cuéntale que podemos elegir comprar menos y consumir de otra forma. Por ejemplo, podemos pedir prestado cosas y realizar trueques e intercambios entre amigos, familiares y vecinos. También es preferible comprar artículos de segunda mano y darle nueva vida y usos a aquellas cosas que otras personas ya no utilizan.
Reutilizar: enséñale que se puede reparar lo que se ha roto y darles nuevos usos a las cosas, como por ejemplo reciclandolas.
Reciclar: le puedes explicar que cuando ya no podemos darle más uso a alguna cosa es tiempo de reciclar de manera correcta para que se pueda reutilizar en la fabricación de otras cosas: pudiendo ser productos para la casa, jardín, o incluso juguetes.

Preséntale el uso de la HUERTA ORGÁNICA. Ya sea plantando un árbol, plantones en un huerto, unas pocas semillas en una maceta o un simple hueso de melocotón, pongamos por caso, ser testigos del milagro de la vida será una gran enseñanza, al tiempo que les beneficiará sentirse responsables de ese ser vivo que necesita de sus cuidados. Los niños suelen disfrutar de las actividades al aire libre y lo pasan en grande ayudando a los mayores a cuidar pequeños huertos ecológicos, en los que pueden tener algunas plantitas adjudicadas a ellos para así implicarlos de un modo directo, con lo que sus satisfacciones también serán mayores al cultivarlos y luego al comerlos. Con suerte, incluso podrían empezar a aficionarse a comer frutas y verduras si antes no solían hacerlo ya.

Recuerda ser creativo y enseñarle a tu niño a través de ejemplos aplicados a su vida y su rutina. Haz del aprendizaje del medio ambiente, un momento para conectar con tu hijo en pos del cuidado del planeta.


RWJF.png

La Fundación Robert Wood Johnson en conjunto con La Red Hispana se han propuesto una visión para una Cultura de Salud nacional donde todos tienen la oportunidad de vivir una vida más saludable. ¡Súmate a esta iniciativa!

¿En qué se parece un piropo a un orgasmo?

¿En qué se parece un piropo a un orgasmo?

Yoga: increíbles beneficios físicos y mentales que ofrece esta disciplina

Yoga: increíbles beneficios físicos y mentales que ofrece esta disciplina