¿Cómo explicarle a mi hijo que me separo?

¿Cómo explicarle a mi hijo que me separo?

Una separación o bien un divorcio es un proceso doloroso para todos, pues implica un cambio enorme en la vida de la familia… y para los más pequeños es bastante confuso y angustiante.. Pero si se abarca correctamente, se podrá hacer de este momento algo un poco más ligero.

Seguramente en más de una ocasión los más pequeños han oído la palabra “divorcio” o “separación” en la escuela y no terminan de entender de qué se trata. Si tienen 2 años de edad es muy probable que no se terminen de dar cuenta lo que sucede a su alrededor, siempre y cuando sigan viendo a sus padres, y formen parte de su vida, aunque ya no juntos.

Pero cuando son más grandes, los niños perciben mucho y pueden llegar a sentir ansiedad por cómo van a cambiar las cosas de allí en adelante. Los miedos afloran e invaden al niño/a pues su cabeza se llena de preguntas que no puede responder: ¿dónde voy a vivir ahora? ¿podré elegir yo?¿seguiré yendo a la misma escuela? ¿volveré a ver a mi padre/madre?.

Es importante que tengas presente que esto pasará por la cabeza de tus hijos… y para poder ayudarlos a atravesar ese proceso de separación, ambos como padres deberán hablar con ellos para ponerlos al tanto de lo que sucede y transmitirles calma, dejando de lado los conflictos que puedan tener como pareja, pues al fin y al cabo los niños no tienen nada que ver y son los que más desorientados van a estar.

¿Cómo decirle a mis hijos que me separo de su padre/madre?

  • Elige el momento adecuado. No hablen con sus hijos hasta no estar seguros que se van a separar, pues a veces ser sinceros y decirles que están atravesando una crisis puede confundir más a los chicos, es mejor abordar el tema una vez tomada la decisión o bien esperar a ver cómo se suceden las cosas en la relación.

    Tomada la decisión, escoge un momento del día en que una vez dada la noticia puedas estar con él/ella para consolarlo y escuchar lo que siente con esa noticia.

  • Dile que no es su culpa. Evitar responsabilizar ya que es importante para asegurarse que los hijos no piensen que la separación es debido a ellos. Es relevante que se lo aclares. Que quede claro que la responsabilidad es de ambos como pareja.

  • Respeta la rutina de tu hijo. Intenta mantener sin cambios la rutina de tu hijo. Que haga sus actividades diarias de manera habitual, y si no tiene ganas porque se siente angustiado/a por la separación, incentívalo a hacerlo, o salgan a tomar algo, al cine o pasar tiempo juntos.

  • Sé flexible. Pues una vez concretada la separación, deberán organizarse entre padres nuevos horarios y rutinas. No metan al niño en el medio, utilicen el diálogo como primer aliado en el proceso de la separación.

Si estás pasando por una separación o bien ya estás separado/a, recuerda que eres un ejemplo para tus hijos todo el tiempo. Mantén una buena relación con la madre o con el padre, según sea el caso, y aclaren sus problemas o diferencias en ausencia del niño o adolescente. Ellos no tienen porque escuchar sus discusiones ni angustiarse por situaciones que los exceden por completo. Tengan empatía y acompañen a sus hijos en el proceso con amor y respeto.

¿Cómo afecta el calentamiento global a mi salud?

¿Cómo afecta el calentamiento global a mi salud?

El Telegrama de la Esperanza

El Telegrama de la Esperanza