¿Cómo puedo ayudar a mi hijo que es tartamudo?

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo que es tartamudo?

A medida que los niños crecen y van desarrollando poco a poco el lenguaje, se van manifestando en algunos casos problemas en el habla. Si bien es normal que al comienzo no hablen con total fluidez, pues están descubriendo un nuevo mundo a través de las palabras, sí habrá que prestar atención con el paso de los años a posibles dificultades que puedan presentar al comunicarse y poder distinguir cuándo se trata de un fenómeno típico de aprendizaje o bien atípico como puede ser la tartamudez.

En la mayoría de los pequeños, cuando comienzan el pre escolar los problemas de fluidez en el habla desaparecen por sí solos, pero si persisten e incluso se vuelven más obvios, es posible que desarrolle la tartamudez y en ese caso será recomendable asistir a un profesional.

Diferencias a tener en cuenta entre un problema de fluidez típico y la tartamudez.

  • Repetición de frases (Él me lo-él me lo quitó) o bien de palabras enteras (Pero-Pero no quiero ir). Fluidez típica. En cambio cuando se trata de repetición de sílabas o sonidos ( Mirá el p-p-p- perro). Tartamudez.

  • No hay tensión ni esfuerzo físico al hablar. Fluidez típica. En cambio en la tartamudez el niño tiende a bloquearse, intenta emitir un sonido pero no lo logra o bien se esfuerza físicamente al hablar.

  • No muestra reacciones negativas o bien frustración. Fluidez típica. En cambio en la tartamudez el niño reacciona de manera negativa y se frustra mucho al hablar.

  • No muestra comportamientos extraños al hablar. Fluidez típica. Presenta comportamientos “secundarios” que acompañan a la dificultad para hablar, en el caso de la tartamudez (como carraspear, parpadear nerviosamente).

Factores de riesgo a desarrollar la tartamudez:

  • Antecedentes familiares.

  • Sexo, pues los varones presentan el doble de probabilidades que las niñas a tartamudear.

  • Trastornos del habla o del lenguaje coexistente aumentan las probabilidades de que el niño/a tartamudee.

¿Cómo ayudar a mi hijo con la tartamudez?

Si sospecha que su hijo/a pueda estar desarrollando la tartamudez lo mejor es recurrir a su médico pediatra de cabecera y hacer una consulta, pues seguramente éste lo derive a un especialista en el habla (generalmente fonoaudiólogo) para que realice el diagnóstico correspondiente y futuro tratamiento.

La Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés) ofrece una base de datos (en inglés) para la búsqueda de estos profesionales.

Aquí encontrará una lista con los profesionales especialistas en tartamudez:

www.stutteringspecialists.org/search/custom.asp?id=1972

Lo que pueden hacer los padres para alivianar la tartamudez:

  • Reducir la tensión en la comunicación. Una opción es reformular la pregunta a modo de comentario para que el niño no sienta la presión de tener que responder ante una pregunta.

  • Hablar acerca de la tartamudez, no reprimirla ni obviarla. Hablar con el niño acerca de este trastorno para que no sienta que es un problema y que se puede trabajar para mejorar.

  • Ser pacientes. Darle tiempo al niño/a para que pueda expresarse. No apurarlos o interrumpirlos.

Detección temprana del cáncer bucodental

Detección temprana del cáncer bucodental

¿Cómo tratar los celos del hermano mayor?

¿Cómo tratar los celos del hermano mayor?