¿Cómo puedo involucrarme en la comunidad a través de un voluntariado?

¿Cómo puedo involucrarme en la comunidad a través de un voluntariado?

A menudo sucede que debido a los quehaceres diarios y responsabilidades interminables a nivel laboral, la familia se desarticula y mecaniza sus vínculos, perdiendo el placer de disfrutar gratos momentos juntos.

Una de las actividades que permite conectar en todo aspecto en familia es el voluntariado, pues no sólo es un espacio para compartir en familia, sino que además ayudas a otros y das el buen ejemplo a tus hijos acerca de la importancia sobre el ser solidarios con quienes más lo necesitan.

¿Qué beneficios aporta el hecho de participar en un voluntariado?

Es gratificante, reconforta el corazón. Ayudar a otros desata sentimientos positivos y una gran satisfacción por hacer el bien. A veces no nos damos cuenta, pero lo que para uno es cotidiano, para el otro es una fortuna. Con muy poco se puede hacer MUCHO.

Afianza a la comunidad. Agencias y organizaciones que funcionan a base de voluntarios o bien una gran parte de ella se pone en marcha con colaboradores, permiten proporcionar servicios a precios muy bajos o gratuitamente a personas y familias enteras que realmente carecen de estas y lo necesitan. Los voluntarios no tienen costo de mano de obra. La mano de obra es el enorme corazón y solidaridad que los impulsa a ayudar al prójimo.

Consolida los vínculos familiares. Sucede que en el día a día a muchas familias les cuesta conectarse entre sí debido a las responsabilidades de cada uno, pues si ese es el caso, cuando gocen de un tiempo libre pueden usarlo para estar en familia y además brindar su ayuda a alguna organización que lo requiera. Según la dinámica de cada hogar, se pueden elegir 1 o 2 proyectos en el año y hacer de este una tradición familiar para ayudar y además afianzar los lazos con hijos, padres, hermanos.

Amigos nuevos. Participar de un voluntariado es una oportunidad para conocer gente nueva que tal vez en otras ocasiones uno no se relacionaría. El contexto de la solidaridad genera una predisposición a conectar en todo aspecto y esto beneficia a la sociabilización y generación de nuevos vínculos.

Aprendizajes para los más pequeños, una hermosa herramienta del corazón:

Formar parte de un proyecto solidario es una experiencia única y mega gratificante para un niño, aquí algunos aspectos positivos que el voluntariado le deja a los más pequeños:

  • Responsabilidad. Participar de una movida solidaria le enseña a los más chicos e incluso a adolescentes a asumir compromisos con otras personas. Pues deberán cumplir horarios y llevar a cabo ciertas tareas para que el desempeño sea el deseado y productivo. Pero lo más importante es que comprenden que el mundo está compuesto por muchísimas familias que no gozan de las mismas circunstancias de vida que ellos y que como comunidad está también en ellos comprometerse y ayudarlos para que accedan a una mejor calidad de vida y no mirar al costado, siempre hay algo que se puede hacer por más chico que sea para mejorar un segundo de vida de alguien que lo necesita.

Todos podemos ayudar, no importa la edad. No importa cuán pequeño seas, un mínimo gesto a alguien que lo necesita es un mundo para el otro.

Descubrimiento de habilidades para el trabajo. En este aspecto es sumamente beneficioso para los jóvenes pues participar de un voluntariado y llevar a cabo diferente tareas los ayuda a descubrir habilidades nuevas e intereses, favoreciéndolos a largo plazo a la elección del futuro profesional.

¿Cómo formar parte de un voluntariado?

Si quieres ser parte de esta hermosa actividad con tu familia, puedes obtener información a través de internet, o bien llamar a organizaciones benéficas, hospitales o iglesias para saber si necesitan colaboradores. Cuando de ayudar se trata las ofertas son innumerables y al alcance de todos, incluso en muchas ocasiones no hay necesidad de anotarse en un voluntariado u organización, con tan solo tener la voluntad y las ganas puedes colaborar en tu barrio recogiendo los residuos en el parque o la playa, pues un barrio cuidado, limpio y ordenado es un espacio más donde los niños y adolescentes pueden disfrutar con amigos y la familia.

También puedes trabajar con tu familia asistiendo en comedores sociales, en asilos para ancianos, en refugios de animales… la oferta es inmensa, y en la mayoría no requiere mucha demanda pero sí muchas ganas.

Te en cuenta que dependiendo del voluntariado al cual quieras asistir tomará un tiempo distinto pues probablemente analicen tu perfil y te hagan una serie de preguntas para conocerte un poco más. En caso de trabajar con niños, estudiarán tus huellas dáctilares y tus antecedentes criminales.

Si el día llega y comienzas a formar parte de un voluntariado es importante que asumas la responsabilidad como si de un trabajo se tratara: termina tus tareas a tiempo, sé puntual, involúcrate en el área donde te desempeñas para seguir creciendo y brindando más ayuda, ten en cuenta que todo tu trabajo y tiempo dedicado es destinado a gente que realmente lo necesita y en parte depende de ti.


RWJF.png

La Fundación Robert Wood Johnson en conjunto con La Red Hispana se han propuesto una visión para una Cultura de Salud nacional donde todos tienen la oportunidad de vivir una vida más saludable. ¡Súmate a esta iniciativa!

¿Cómo mejorar el parque de tu comunidad?

¿Cómo mejorar el parque de tu comunidad?

El rol de los padres en el aprendizaje de los niños

El rol de los padres en el aprendizaje de los niños