¿Cómo puedo mejorar la salud de mi familia?

¿Cómo puedo mejorar la salud de mi familia?

¿Cómo hacen las familias para mantenerse saludables? Aquí te invitamos a que construyas tu propia estrategia para una vida familiar saludable. La idea es combinar diferentes opciones de vida saludable a la vez que desarrollan sus vínculos. 

 

1. NO PASAR HAMBRE 


Para mantener un peso saludable, tienes que comer, no morirte de hambre. Si no te alimentas regularmente, te sentirás insaciablemente hambriento, haciendo que la hormona del hambre, aumente. Una vez que empiezas a comer, tarda media hora en que esa hormona vuelva a la normalidad, y es probable que en ese tiempo comas más de que lo deberías, entonces es importante no llegar a ese punto de hambre. 

Mantén a mano algunas almendras, o nueces para comer como bocadillo mientras esperas por almorzar o cenar. Los tomates cherry son un buen bocadillo también. 

 


2. AUTOMATIZAR EL DESAYUNO Y EL ALMUERZO


Elige uno o dos alimentos básicos y fáciles de preparar. Si siempre tienes a mano una opción saludable disponible, es más probable que lo hagas de costumbre, sin pensar demasiado. Esto también facilita las compras. Por ejemplo, para desayunar prepara avena, con aceite de linaza, algunas nueces y algunas pasas o miel para darle un poco de sabor dulce. La avena además de saludable es muy económica, sobre todo cuando la compras por bulto. 
Para el almuerzo, siempre ten vegetales a mano y puedes preparar una sopa o un salteado de vegetales. 

 

3. HACER 20 MINUTOS DE EJERCICIO TODOS LOS DIAS 

Cada día ten la meta de hacer 20 minutos de actividad. Sal a caminar por el vecindario, o lleva a tu perro a dar una vuelta. Busca aliados, ya sea tu pareja, tus hijos, un amigo o amiga. Otras ideas sencillas que funcionan: saltar la cuerda en tu calzada, ir al mercado caminando a hacer alguna pequeña compra. A veces tener una meta, como ir a comprar o hacer algo caminando ayuda realizar una actividad sin tener el único fin de realizar ejercicio. 

 

4. LAS DECISIONES SE TOMAN EN EL SUPERMERCADO 


Las decisiones más importantes sobre lo que se come en casa se hacen en el supermercado. Si traes papitas y galletas a casa, tus hijos (y tú) naturalmente querrán comerlos.

Y si intentas restringirlos, en realidad harás que tu familia incluso los quieren más. Pero si no compras dulces o bocadillos fritos para empezar, los niños ni siquiera los echarán de menos. Siempre ten a mano bocadillos saludables, como nueces y pretzels, y frutas y verduras lavadas y picadas en tu nevera. Los niños y nosotros como adultos también comemos bocadillos saludables cuando tenemos suficiente hambre y no hay nada “mejor”.  
Uno de mis bocadillos saludables favoritos son manzanas con mantequilla de maní, ya que son muy fáciles y rápidos de preparar, y es muy fácil tener esos alimentos disponibles en el refri. 

 

5. CENAR TODOS JUNTOS 


Los estudios demuestran que si quieres que tus niños aprecien sus cuerpos, no hay nada mejor que sentarse a la mesa y comer todos juntos. Este simple ritual no sólo mejora los hábitos alimenticios de los niños, sino también sus grados en la escuela y la comunicación con ellos.  

Cuando las familias se reúnen para comer, crean una contención emocional, bastante sagrada para la salud a largo plazo. 

 

20996372_m.jpg

6. HACER ALGO DIVERTIDO TODOS LOS DIAS 


Divertirse, y hacer algo que los una todos los días es tan importante como la calidad de lo que comemos. 
Sal a jugar a la pelota, o pégale una visita al parque. Lleva algo de comida y haz un picnic.  La clave es realizar actividades variadas, y divertidas. 
Enciende tu canción favorita y baila como si nadie te estuviese mirando. Usa tu mente para activar tus músculos, ya sea para bailar o para patear una pelota; estas son una de las mejores formas de mantenerse joven. 

 

7. TENER UNA RUTINA A LA HORA DE ACOSTARSE 


Si tienes  niños pequeños en tu casa, cuéntales una historia antes de ir a dormir. También puedes hablar con ellos sobre su día, si son un poco más mayores. 
Una buena noche de sueño te mantiene joven. Mantén tu dormitorio fresco y oscuro, y evita la tecnología. Si no puedes conciliar el sueño después de 15 minutos, sal de la cama y medita o lee para relajarte. 

 


8. INTIMIDAD CON LA PAREJA 


Tener sexo regularmente puede agregar tres años a la esperanza de vida, según los informes del Dr. Oz.. ¿Su sugerencia? Dos veces a la semana. "El amor que se deriva de ese momento dichoso de estar en los brazos del otro", dice, "es crucial para fortalecer tu relación y tu salud".
 


RWJF.png

La Fundación Robert Wood Johnson en conjunto con La Red Hispana se han propuesto una visión para una Cultura de Salud nacional donde todos tienen la oportunidad de vivir una vida más saludable. ¡Súmate a esta iniciativa!

El rol de los padres en el aprendizaje de los niños

El rol de los padres en el aprendizaje de los niños

¿Es malo usar cotonetes en los oídos?

¿Es malo usar cotonetes en los oídos?