¿Cómo tratar la impotencia sexual masculina en la pareja?

¿Cómo tratar la impotencia sexual masculina en la pareja?

A veces sucede, la edad, los nervios, el estrés, cuestiones hormonales… sucede y es molesto y frustrante para quien lo padece: la impotencia sexual, la tan temida y malvada, impotencia masculina.

Si de cuestiones de salud se trata, siempre lo mejor es consultar con un médico especialista. Pero si se ha descartado el factor fisiológico en la impotencia, hay muchas cosas que puedes hacer para mejor este mal trago.

Aquí te contamos todo:

  • Es sumamente importante llevar un estilo de vida saludable. Evitar la comida chatarra, los fritos y el exceso de harinas. Optar mejor por las verduras, también por el pescado y los mariscos. No sólo estarás ayudando a que tu órgano sexual funcione bien, sino que también estarás beneficiando a todo el organismo.

  • El miedo, la ansiedad y la depresión son emociones incompatibles con el placer sexual, por eso evita esos estados de ánimo cuando tengas un momento íntimo con tu pareja, o bien comienza a tratarlo pues influye más de lo que piensas.

  • Practica actividad física frecuente. Los hombres sedentarios y con impotencia que hacen una actividad física mejoran en un 30% las erecciones. Es recomendable mínimo media hora de cardio por lo menos tres veces a la semana.

  • La ausencia de deseo sexual provoca malas erecciones o ausencia total de estas. Pues sucede que muchas parejas no aceptan que la relación se ha acabado o que ya no existe deseo y es una de las causas de la disfunción eréctil más habitual. Si esto es lo que sucede, es hora de hablar con tu pareja y tomar una decisión.

  • Autoestima baja. Hay hombres que viven cada relación sexual como un examen. Tanto de su físico, como en el mito de “dar la talla”. Cada gesto de la otra persona se interpreta con un “lo estoy haciendo mal” o “esto no le está gustando“, por tanto, se desarrolla un bloqueo mental. Trabaja tu autoestima y disfruta del momento sexual con tu pareja libre de prejuicios.

Un estudio de la Universidad de Harvard revela que solo con caminar 30 minutos diarios el riesgo de padecer disfunción eréctil disminuye un 41%.

Los denominados ejercicios kegel ayudan a fortalecer el suelo pélvico. Y cuando hablamos de suelo pélvico nos referimos a todos los músculos que van desde el coxis hasta el hueso púbico, además de la vejiga y el esfínter. Como el resto de músculos de nuestro cuerpo hay que ejercitarlos para que funcionen

Para ello, realiza este ejercicio: ve al baño a orinar y trata de parar mientras lo haciendo. Los músculos que hacen que se detenga la orina son los que corresponden con el suelo pélvico.

Así pues si sufres de impotencia sexual es hora de poner manos a la obra y hacer algo al respecto, definitivamente no todo está perdido y a tu alcance existen muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu rendimiento. Antes descarta causas fisiológicas con un urólogo para seguir el camino correcto.

¿Cómo salir de la depresión con la ayuda de una mascota?

¿Cómo salir de la depresión con la ayuda de una mascota?

¿Cómo hacer de mi barrio un lugar limpio, saludable y seguro?

¿Cómo hacer de mi barrio un lugar limpio, saludable y seguro?