¿Cuál es la diferencia entre el VIH y el SIDA?

¿Cuál es la diferencia entre el VIH y el SIDA?

Con el paso de los años la información acerca del SIDA ha crecido y esclarecido el panorama, además de que los tratamientos han evolucionado de manera exponencial ofreciendo a aquella persona que lo padece una buena calidad de vida y prolongada. El SIDA, ya no es un tema tabú de hace muchos años, y eso ha sido en gran parte por la información proporcionada por los entes de salud mundial que con mucho trabajo han logrado definir de manera clara de qué se trata la enfermedad y cómo se contagia. Pues derribar la ignorancia acerca de esta enfermedad es la mejor herramienta para la sociedad.

Ahora bien, aún existen personas que hablan de SIDA y VIH como si se tratara de la misma cosa. Error. Y hoy trataremos de diferenciar y definir a cada una para evitar la confusión.

¿Qué es el VIH?

“VIH” significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. 

  • Humano. Pues este virus en particular sólo puede infectar a los seres humanos.

  • Inmunodeficiencia. Ya que el VIH debilita su sistema inmunológico al destruir células importantes que combaten enfermedades e infecciones. Un sistema inmune “deficiente” no puede protegerlo.

  • Virus. Pues es un virus que sólo puede reproducirse tomando control de una célula en el cuerpo de su anfitrión.

No todos los que tienen el VIH progresan al SIDA. Hoy en día, una persona diagnosticada con VIH que toma su medicamento antirretroviral (ARV) todos los días según lo recetado puede vivir una vida normal y saludable. También pueden tener hijos sin el VIH.

Más de un millón de personas en los Estados Unidos viven con la infección del VIH, y alrededor de 500,000 están viviendo con SIDA. Las mujeres representan alrededor de 1 de cada 4 casos de personas infectadas con el VIH en los Estados Unidos. Cada año, alrededor de 50,000 personas se infectan con el VIH en este país.

Su transmisión se da en las siguientes condiciones:

  • El VIH puede transmitirse de una persona a otra cuando la sangre o algún fluido corporal (semen, secreciones vaginales o leche materna) de una persona infectada ingresa al organismo de una persona no infectada. Entre las vías de transmisión se incluye:

  • Sexo vaginal, anal u oral sin protección con una persona infectada.

  • Compartir jeringas y otros utensilios en el consumo de drogas con personas que tienen el VIH.

  • Exposición prenatal (antes del nacimiento) y perinatal (durante y justo después del nacimiento) de recién nacidos por sus madres con el VIH.

  • Lactancia de madres infectadas con VIH.

  • Productos de transfusión sanguínea que contienen el virus.

  • Trasplante de órganos de donantes infectados con el VIH.

  • Heridas profundas o accidentes que los profesionales médicos (por lo general, piquetes con agujas que fueron usadas en personas infectadas) mientras atendían o manipulaban la sangre de pacientes con el VIH.

¿Qué es el SIDA?

“SIDA” significa Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. 

  • Síndrome. Consiste en un síndrome con una colección de síntomas y signos de enfermedad. El SIDA es un síndrome, en lugar de una sola enfermedad, porque es una enfermedad compleja con una amplia gama de complicaciones y síntomas.

  • Inmune. Pues el sistema inmune de su cuerpo incluye todos los órganos y células que trabajan para combatir infecciones o enfermedades.

  • Deficiencia. Contrae SIDA cuando su sistema inmunitario es “deficiente” o no funciona como debería.

  • Adquirido. El SIDA no es algo que heredas de tus padres. Adquieres SIDA después del nacimiento.

El SIDA ocurre cuando la infección con el VIH ha dañado gravemente el sistema inmunitario, un proceso que puede tomar años. En los Estados Unidos y otras naciones industrializadas, el tiempo promedio entre haber contraído el VIH y el haber desarrollado el SIDA en etapa avanzada es de aproximadamente 10 años en caso de que la persona no reciba tratamiento, pero en algunas personas esto puede ocurrir en menos tiempo.

¿Cuál es el tratamiento ante un diagnóstico de VIH ó SIDA?

  • Restaurar y preservar la función inmunológica.

  • Mantener el nivel del VIH en el cuerpo tan bajo y por la mayor cantidad de tiempo como sea posible.

  • Prevenir, curar o controlar las infecciones oportunistas.

El objetivo final: calidad de vida para el paciente y protección de su sistema inmunológico para defenderse de agentes externos infecciosos. En la actualidad existen  docenas de antirretrovirales que pueden usarse en distintas combinaciones. La combinación óptima del tratamiento con antirretrovirales varía de acuerdo a la persona, la etapa de la enfermedad y ya sea si la infección de la persona es resistente o no a cualquier medicamento, entre otros factores.

Visita la página sobre el VIH 

RELACIONADO:

¿Quieres saber si tus pulmones están sanos? ¡Haz esta prueba!

¿Quieres saber si tus pulmones están sanos? ¡Haz esta prueba!

Haciéndolo a tu manera

Haciéndolo a tu manera