Señales para identificar si tú o un ser querido es víctima de violencia doméstica

Señales para identificar si tú o un ser querido es víctima de violencia doméstica

Lamentablemente los casos de violencia doméstica no cesan y afectan a muchas familias a nivel mundial. Detectar a tiempo rasgos violentos, indicios de que el sujeto que estás conociendo es agresivo, evita que a futuro la violencia se instale en la familia y en el hogar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia como el uso deliberado de la fuerza física o el poder, en forma de amenaza o efectivo, ya sea contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones. 

La realidad es que es un tema delicado y difícil de identificar, pues generalmente los agresores suelen ser a los ojos de su entorno social, sujetos totalmente estables e incluso cariñosos con su familia y otros.

Además la violencia aparece avanzada la relación, en una primera instancia, en el momento en que se están conociendo no sale a la luz su verdadero ser. Los comportamientos posesivos, agresivos y controladores no siempre se hacen presente de manera inmediato sino que más bien se empiezan a manifestar e intensificarse a medida que la relación va creciendo… cual trabajo de hormiga, cuando la persona se da cuenta ya está sumergida en el universo del agresor, totalmente atrapada y sin salida aparente.

Hay que estar alerta a conductas, comportamientos, que pueden ser indicios claros de un agresor, sobre todo si estás conociendo hace poco tiempo a alguien o bien notas que un ser querido tuyo está algo triste o ha cambiado su humor. Ten presente las siguientes conductas que deberían llamarte la atención y no dejar pasar: 

  • Remarca todo el tiempo los errores, incluso los más pequeños.

  • Celos hacia sus amistades y manifiesta disconformidad cuando sale sin su presencia.

  • Impide o trata de disuadirle para que no vea a sus amigos o a su familia

  • Hace sentir humillación con el objetivo de que se sienta, o te sientas avergonzado.

  • Quiere tener control total de la economía del hogar. Es quien administra la plata. No tienes acceso libre a ella.

  • Detectas que tu ser querido lo mira con miedo, notas que no quiere enfadarlo.

  • Controla todas tus salidas.

  • Te dice que eres un/a mal/a padre/madre e incluso llegar a amenazar con dañar a sus hijos o quitarle la tenencia.

  • No desea y no deja que su pareja trabaje.

  • Intimida con armas de fuego, cuchillos u otro tipo de armas.

  • Obliga a tener sexo cuando no es deseado, e incluso a hacer cosas con las que sexualmente no te sientes cómoda, cómodo.

¿Qué tipo de violencia puede ejercer el agresor?

Abuso físico: 

  • Rompe tus cosas cuando tiene un ataque de ira (tira objetos, le pega puñetazos a la pared, patea puertas, etc.)

  • Amenaza con usar armas para lastimarte o te hace daño con sus armas.

  • Te pega puñetazos,  bofetadas, te patea, te tira del cabello, te muerde o te agarra por el cuello.

  • Te encierra en la casa, no te deja salir.

  • Te abandona en lugares que no conoces

  • Conduce de manera descontrolada o peligrosa cuando estás en el auto.

  • Agrede a los niños.

  • Te obliga a usar drogas o bebidas alcohólicas (especialmente si has tenido en el pasado un problema de abuso de sustancias adictivas)

  • Prohíbe que comas o que descanses.

  • Impide que llames a la policía o que recibas atención médica.

Abuso emocional:

  • Busca aislarte de tus familiares, amigos y de las actividades que disfrutas.

  • Utiliza apodos denigrantes, te insulta o te critica constantemente.

  • Te acusa de que lo o la engañas y  siente celos de las personas con quien te relacionas.

  • Te dice que nunca encontrarás a alguien mejor que quiera estar contigo y que eres muy afortunado/a de que puedas estar con alguien como él/ella.

  • No confía en ti y actúa de una manera celosa y posesiva.

  • Controla dónde vas, a quién llamas o con quién te reúnes.

  • Busca control permanente en tu apariencia física: cómo te vistes, qué cantidad de maquillaje debes usar.

  • Exige saber dónde te encuentras a cada minuto.

  • Amenaza con hacerte daño a ti, a tus hijos, a tu familia o tus mascotas.

  • Te humilla de diferentes maneras.

  • Te engaña periódicamente, y luego te culpa de su comportamiento.

  • Te culpa de la violencia, te hace cargo de toda la agresión.

Abuso sexual:

  • Te insulta con groserías de naturaleza sexual o te apoda con apodos sexuales desagradables.

  • Te inmoviliza las manos u otras partes del cuerpo para que no puedas moverte cuando están teniendo sexo.

  • Te obliga a tener sexo aunque no tengas ganas o incluso estés enfermo o lastimado por su agresión reciente.

  • Trata intencionalmente de contagiarte con enfermedades de trasmisión sexual

  • Obliga a vestirte de forma provocativa.

  • Te hiere con objetos o con armas durante el acto sexual.

  • Ignora cómo te sientes en relación al sexo.

  • Te obliga a mirar pornografía.

  • Obliga o manipula a que tengas relaciones sexuales o que hagas ciertos actos sexuales que tú no deseas.

  • Te presiona a tener relaciones sexuales aunque le hayas dicho que no lo deseas.

  • Hace que te sientas culpable o como si le debieras algo para que tú sedas y tengas relaciones sexuales.

  • Hace que te sientas amenazado y con temor en caso de decir que no al sexo.

Coacción reproductiva:

  • Miente cuando dice que está usando un método anticonceptivo.

  • No te da el dinero que necesitas para comprar anticonceptivos.

  • Se rehúsa a usar un condón u otro tipo de método anticonceptivo.

  • Se niega a “salir a tiempo” si ese fue el método anticonceptivo que acordaron usar.

  • Te obliga a que no uses ningún método anticonceptivo (Ej. Las pastillas, el condón, la inyección, el anillo, etc.)

  • Sabotea los métodos anticonceptivos (Ej. Le abre huecos a los condones, cambia las píldoras o las tira al inodoro)

  • Se quita el método anticonceptivo que había estado usando y no te avisa(Ej. Anillo, DIU, parche contraceptivo)

  • Te hace quedar embarazada, sin apoyar tu propia decisión de cuándo quieres tener hijos o si quieres tenerlos.

  • Rompe o se quita el condón en medio del acto sexual.

  • Te obliga a que te hagas un aborto o impide que te lo hagas.

  • Hace que te sientas culpable por el hecho que no deseas tener hijos.

Abuso financiero:

  • No deja que tengas acceso directo con tu dinero.

  • Usa sin tu permiso el dinero de las cuentas de ahorro de los niños.

  • Te da una mesada y sigue de cerca cómo gastas el dinero o te exige que le entregues recibos de lo que has comprado.

  • Vive en tu casa pero se niega a trabajar o a contribuir con los gastos domésticos.

  • No permite que sepas nada de las cuentas de banco.

  • Usa hasta el límite tope las tarjetas de crédito que están a tu nombre o no paga las cuentas de las mismas sin importante que esto arruine tu historial de crédito.

  • Roba dinero tuyo, de tu familia o el de tus amistades.

  • Prohíbe que trabajes o pone un límite a las horas de trabajo.

  • Te fuerza a que le des tus devoluciones de hacienda (tax refunds) o confisca las devoluciones de hacienda que reciben a nombre de los dos

  • Se rehúsa a darte dinero como debería por ser pareja tuya, a darte comida, ropa, gasolina o medicamentos.

Si detectas alguno de estos abusos, no dudes en pedir ayuda. La Línea Nacional contra la Violencia Doméstica ofrece su línea telefónica para reportar e identificar abuso doméstico: 1-800-799-7233. Y además crearon La rueda de poder y control, para explicar de manera más gráfica la violencia doméstica.


RWJF.png

La Fundación Robert Wood Johnson en conjunto con La Red Hispana se han propuesto una visión para una Cultura de Salud nacional donde todos tienen la oportunidad de vivir una vida más saludable. ¡Súmate a esta iniciativa!

¿Por qué no se alcanza el orgasmo?

¿Por qué no se alcanza el orgasmo?

Todos somos la solución para el VIH

Todos somos la solución para el VIH