De indocumentada a dueña de su propia empresa: la increíble historia de Jessy Amador

De indocumentada a dueña de su propia empresa: la increíble historia de Jessy Amador

La búsqueda de un futuro mejor para la familia, es un deseo de muchos latinos, que luego de dedicación, esfuerzo y trabajo lo logran, e incluso superando sus propias expectativas como fue el caso de Jessy Amador, hondureña, ahora actual ciudadana de los Estados Unidos.

Luego de haber trabajado durante muchos años de mesera en un restaurante viviendo con apenas 60 dólares al mes, Jessy Amador decidió ir en búsqueda de su sueño para obtener una mejor calidad de vida… y así emprendió su viaje a los Estados Unidos, país con el que siempre había soñado…

De más está decir que su arribo al país de los sueños de muchos, no fue nada sencillo, pero esto no la acobardó en absoluto. Sus primeros trabajos, si bien no eran lo esperado, sabía eran necesarios para la primer etapa de establecimiento en el país: desde empleada de limpieza hasta una fábrica de procesamiento de alimentos, Jessy trabajó duro de lunes a sábado, desde las 5:00 de la mañana hasta las 4:30 de la tarde, y recaudando apenas 400 dólares semanales.

El dinero no alcanzaba y la hondureña necesitaba salir adelante por ella y por su familia. Por ello decidió incursionar en el mundo de la construcción, pues su pareja también trabaja allí y contaba con todo su apoyo y contención. Ambos sabían que de esa manera podían llegar más relajados a fin de mes.

Jessy recuerda que el comienzo no fue nada fácil, pues pasaba de trabajo en trabajo sin quedar en ninguno, ya que la construcción era un mundo totalmente desconocido para ella. Pero eso no fue un impedimento nunca. Lo tomó como un desafío y aprendió mucho acerca de aquel oficio… hasta que finalmente quedó en uno.

Es que tanto aprendió, tanto esmero le puso y tanta dedicación durante todos los días de su vida… que se volvió una experta en la construcción… y con el paso del tiempo consideró que era una buena idea emprender en este mundo, pues ya contaba con las herramientas necesarias, las ganas y el dinero para hacerlo: montar su propio negocio de construcción.

Como todo emprendimiento en sus primeros pasos, Jessy recuerda que fue difícil. Apenas lo que ganaban les alcanzaba para pagar la renta, y en un momento hasta perdieron su auto porque no tenían para pagar la cuota.

“Mi compañía comenzó generando 300,000 – 500,000 dólares; ya este año sobrepasa los 2 millones de dólares al año”.

-Asegura la hondureña en una nota a Acceso Latino.

“Mi compañía se llama Seven J Contruction. La inicié con 3,500 dólares y estamos dedicados a todo lo que tiene que ver con el ‘framing’ de metal, ‘sheetrock’, cielos acústicos, pintura”.

-Agrega.

En la actualidad, Jessy encabeza su propia compañía con años atrás de sacrificio y esmero. Hoy tiene el orgullo de decir que en su último trabajo, en la Jacksonville State University de Alabama, obtuvo ganancias de casi 50,000 dólares semanales y para la obra contrató a más de 160 trabajadores, todos hispanos.

Además cuenta con una fundación llamada Hondureños Unidos en Atlanta que ayuda a los niños más necesitados en Honduras.

Definitivamente esta joven oriunda de Honduras es un gran ejemplo de que QUERER es PODER. Los sueños son posibles.

Los migrantes que busquen mejorar su calidad de vida en Estados Unidos, en Acceso Latino encontrarán varios cursos de capacitación gratuitos en materia de construcción, como: albañil, carpintero, electricista, pintor, herrero, balconero, aluminador, entre otros. Debes acceder a la sección “Buscas empleo” y dar clic en Capacítate para el Empleo para poder utilizar las herramientas que ofrecen para ti y ser los próximos empleadores en el ramo de la construcción como Jessy Amador.

¿Cómo saber si mi hijo/s tiene un trastorno alimenticio?

¿Cómo saber si mi hijo/s tiene un trastorno alimenticio?

Más de lo mismo

Más de lo mismo