¿El ciclo menstrual mejora mi rendimiento a nivel deportivo?

¿El ciclo menstrual mejora mi rendimiento a nivel deportivo?

El ciclo menstrual, a diferencia de lo que muchos piensan, dura más que unos días, de hecho está todo el tiempo en funcionamiento, provocando movimiento de hormonas de aquí para allá y modificando el organismo de la mujer de maneras diferentes dependiendo del momento del ciclo en el que se encuentre.

A menudo sucede, que ni las propias mujeres comprenden cómo se desarrolla el ciclo menstrual y, dependiendo en el momento en el que se encuentran, será relevante cómo afecta más o menos al rendimiento deportivo y a las necesidades del organismo en cuanto consumo energético.

Por ello hoy aclararemos algunas dudas y les brindaremos herramientas que les serán sumamente útiles para rendir mejor a nivel deportivo pero también para comprender y escuchar lo que cuerpo necesita en cuanto alimentación según el momento del ciclo menstrual en el que te encuentras.

Ante todo es importante comprender que el ciclo menstrual consiste en cambios constantes y alteraciones en la cantidad de hormonas femeninas: estrógenos y la progesterona producidas en los ovarios, las cuales a su vez son reguladas por otras hormonas de origen cerebral en las glándulas del hipotálamo y la hipófisis: las gonadotropinas.

La variabilidad de estas hormonas, no sólo producen cambios en los órganos de todo el cuerpo sino que además afectan de manera directa el rendimiento deportivo. Y para ello debemos abarcar las diferentes fases que conforman el ciclo menstrual, pues cada una tiene una particularidad que las diferencia y hace que el cuerpo rinda y se comporte de manera distinta:

Fase proliferativa o estrogénica

Va desde el día menstrual uno al día de la ovulación (14). Predominan los estrógenos. Aquí el rendimiento deportivo aumentar de manera progresiva desde el día 1 al 14 a su máximo. Será la fase donde tu rendimiento será el mejor y más eficaz. Tu cuerpo, a pesar de estar menstruando y con dolores, está en su mejor momento para ejercitarse y rendir de manera óptima. El consumo de carbohidratos está permitido en este período y es un gran combustible para el cuerpo.

Fase lútea o porgestágena

Se extiende del día 14 al 24. Predomina la progesterona. Y aquí es cuando el rendimiento deportivo comienza a decaer, yendo de más a menos. Es una fase donde la retención de líquidos se incrementa y la sensación de pesadez aumenta a medida que se acerca el día 24. Se recomienda disminuir el consumo de carbohidratos.

Fase premenstrual

Del día 24 al 28. En esta fase el rendimiento deportivo alcanza los niveles más bajos y es cuando aparece el síndrome premenstrual, acompañado de una serie de síntomas físicos: cefalea, vómitos, cambios de humor, acné, entre otras.

De acuerdo a esta clasificación se puede trabajar en equilibrio con lo que sucede a nivel hormonal en el cuerpo. Teniendo en cuenta que en la fase estrogénica el organismo se encuentra más predispuesto a la actividad física y en las fases lútea y premenstrual costará un poco más dar lo mejor, pero no por ello no hacer actividad física. La ingesta de agua, sobre todo en las últimas dos fases, es de suma importancia para ayudar al organismo a una mejor circulación e irrigación de todos los órganos.

¡Haz de tu ciclo una herramienta y úsalo en pos de tu rendimiento y bienestar!

¿Qué alimentos comer si tengo hipotiroidismo y no quiero engordar?

¿Qué alimentos comer si tengo hipotiroidismo y no quiero engordar?

¿Cómo solucionar la impotencia sexual masculina?

¿Cómo solucionar la impotencia sexual masculina?