La educación es un derecho para todos los niños, sin importar el estatus migratorio

La educación es un derecho para todos los niños, sin importar el estatus migratorio

 

En la actualidad, en los Estados Unidos, se ofrece la posibilidad de acceder a la educación pública más allá del estatus migratorio que presente el niño o adolescente, pues si bien la situación política actual no es la más favorecedora para los inmigrantes, los jóvenes poseen el derecho de acceder a una educación pública K - 12 más allá de su situación legal en el país. Pues el fin ante todo es que los chicos posean igualdad de condiciones y se pueda crear un entorno inclusivo donde todos puedan formarse y también socializar de acuerdo a la edad.

Es por ello que hoy aclararemos el escenario sobre qué dice la ley y qué documentación puede requerir la escuela para inscribir a un alumno indocumentado.

Ante todo es relevante aclarar que las escuelas y los distritos no pueden llevar a cabo una política de inscripción con el fin de negar o bien desalentar el ingreso de niños o jóvenes inmigrantes en función de su estado migratorio o el de sus padres. Como bien mencionamos arriba ESTUDIAR ES UN DERECHO PARA TODOS, sin excepción alguna.
En 1982 el Tribunal Supremo en Plyler v. Doe2 sostuvo que el estado de indocumentado de un estudiante o sus padres no afecta en absoluto el derecho del alumno a una educación pública de K-12. El Tribunal basó su decisión en la Cláusula de Igualdad de Protección de la Constitución de los Estados Unidos, el cual garantiza a todas las personas la misma protección conforme a la ley, independientemente de su estado migratorio.

Ahora bien, si bien las escuelas y los distritos pueden solicitar documentación al momento de inscripción del niño, deben presentar cierta flexibilidad de acuerdo a los documentos que recibirán por parte de la familia con el fin de no desalentar a los estudiantes indocumentados a ingresar a la escuela. 

Estos son algunas de las solicitudes que pueden requerir las escuelas o distritos al momento de la inscripción, provocando confusión en la familia. Aquí te contamos cómo proceder:

  • LICENCIA DE CONDUCIR: los distritos o escuelas no pueden requerir un comprobante de la licencia de conducir de los padres o bien otra identificación emitida por el estado para comprobar la residencia. En caso de solicitar esta documentación es obligatorio informar a los padres sobre otras formas de identificación que son igual de válidas, pudiendo ser el alquiler de un apartamento, la cuenta de servicios públicos o la factura telefónica.

  • CERTIFICADO DE NACIMIENTO: se puede solicitar certificado de nacimiento para corroborar la edad del estudiante, sin embargo deben aceptar métodos alternativos para comprobar esta información (certificado de nacimiento extranjero, un registro de bautismo o un certificado de llegada a los Estados Unidos).

  • NÚMERO DE SEGURIDAD SOCIAL: no proporcionar un SSN no es determinante para el ingreso de un niño indocumentado a la educación. Si bien puede ser solicitado por la institución con fines organizativos a nivel interno, no puede ser un impedimento para que un estudiante no pueda ingresar a la escuela.

  • PADRES CON DOMINIO DEL IDIOMA INGLÉS LIMITADO: las escuelas y distritos deben poder proporcionar la información a los padres de maneras alternativas en caso de que estos no dominen el idioma inglés, como por ejemplo, traduciendo los documentos de inscripción a otros idiomas aparte del inglés y teniendo un plan para responder a las preguntas de los padres. EL IDIOMA NO DEBE SER BARRERA PARA QUE EL ESTUDIANTE ACCEDA A LA ESCUELA.

  • ACTIVIDADES EXTRACURRICULARES Y PROGRAMAS DE COMIDA GRATIS O PRECIOS REDUCIDOS: las escuelas o distritos no pueden negarle a niños indocumentado el acceso a actividades extracurriculares ni tampoco al programa de comida gratuita o precio reducido.

Con el fin de defender los derechos de TODOS los niños a acceder a una educación pública y reformar las políticas de inscripción inapropiadas y discriminatorias, el Comité de Abogados para los Derechos Civiles Bajo la Ley ha lanzado una nueva campaña, Let Us Learn: Schools for Every Child, la cual busca proteger el derecho de todos los niños a acceder a la educación y corregir las políticas de inscripción que infringen la ley.

La educación es un DERECHO para todos que ofrece un futuro beneficioso para el niño y la nación en general. Aunque el escenario nacional en este momento sea desalentador en cuanto a cuestiones migratorias, hay que defender los derechos de educación de los niños, pues quitarles eso es quitarles el futuro por completo.

Más allá de los límites geográficos o políticos, los niños deben acceder a su educación, donde sea que estén. 


RWJF.png

La Fundación Robert Wood Johnson en conjunto con La Red Hispana se han propuesto una visión para una Cultura de Salud nacional donde todos tienen la oportunidad de vivir una vida más saludable. ¡Súmate a esta iniciativa!

¿Cómo motivar a mi hijo a estudiar y cumplir con los deberes?

¿Cómo motivar a mi hijo a estudiar y cumplir con los deberes?

Conoce los grandes beneficios que aporta el baile en la vida de los niños

Conoce los grandes beneficios que aporta el baile en la vida de los niños