La Navidad me deprime, ¿qué puedo hacer?

La Navidad me deprime, ¿qué puedo hacer?

Diciembre resulta ser un mes de celebraciones y encuentros con amigos y familiares y  todo tipo de eventos que invitan a pasar un grato momento con personas que apreciamos.

Pero no a todos les gusta esta época del año, y por diversos motivos muchos suelen llegar a las fiestas cansados, estresados, melancólicos o bien angustiados, pues diciembre les recuerda a una pérdida de un ser querido o algún evento de su vida que no ha sido muy feliz, y combinado con todo el cansancio del año se convierte en una situación agotadora y estresante.

La depresión navideña es una depresión de tipo estacionaria, asociada a una época o estación del año. Puede llegar a ser muy grave, y si no se trata adecuadamente podría llegar a extenderse.

Pues la depresión es un trastorno relevante y que debe tratarse, ya que a largo plazo afecta de manera negativa en la vida social del individuo, aunque también en lo personal. Si bien la depresión navideña es estacionaria, y dura un breve período del año, no está bueno padecerla y hay varias cosas que puedes tener en cuenta para pasarla lo mejor posible.

Atentos ante los siguientes síntomas de depresión navideña:

  • Cansancio, apatía, desgana, pérdida de vitalidad. 

  • Estado de ánimo o humor depresivo, de manera constante durante la mayor parte del día, y mantenido durante la mayoría de los días. 

  • Irritabilidad extrema. 

  • Pensamientos negativos, auto-derrotistas.

  • Pérdida de interés por actividades placenteras.

  • Pérdida de interés por lo relacionado con la Navidad. 

  • Sentirse molesto al escuchar villancicos, ver decoraciones navideñas, o bien  todo lo relacionado con la navidad.

  • Total desinterés o bien apatía por las actividades relacionadas con los festejos navideños.   

  • Aislamiento y poco interés por la compañía de otras personas, incluso durante la Noche Buena.

Si bien los síntomas mencionados son muy similares a los de una depresión normal, estos se caracterizan porque aparece semanas previas a las fiestas y desaparecen luego de las celebraciones.

Las causas de la depresión navideña son variadas y muchas veces están asociadas al cierre del año y a todos los compromisos que este amerita. Pues sea este el caso u otro, ten en cuenta los consejos que mencionaremos a continuación:

  • No dejes todos los preparativos para el final. Si te estresa organizar la Noche Buena, arma con tiempo aquellas tareas que te han sido designadas. No dejes todo para la última semana. Al final del día lo que importa es que esa noche tengas un momento grato con aquellas personas que has elegido pasar la Noche Buena.

  • Pérdida de un ser querido. Es normal sentirse melancólico ante la ausencia de alguien que ya no está aquí con nosotros, y sobre todo si es la primera Navidad que pasarás con su ausencia. Sentirse tristes es normal y está bien, pero permítete sonreír y llorar a la vez. Rodéate de la gente que te ama y cuida de tí. Recuerdalo desde la felicidad y el amor. Y celebra, pues seguramente esa persona que ya no está aquí querría que la pasaras bien y fueses feliz.

Si detectas que un ser querido puede estar atravesando por una depresión navideña, intenta hablar con él/ella y brindale tu apoyo y contención, pues juntos podrán hacer de la Navidad un momento mágico y maravilloso.

La educación es un derecho para todos los niños, sin importar el estatus migratorio

La educación es un derecho para todos los niños, sin importar el estatus migratorio

¿Por qué aumentamos de peso al emigrar a Estados Unidos?

¿Por qué aumentamos de peso al emigrar a Estados Unidos?