Las relaciones sociales benefician a la salud de manera significativa

Las relaciones sociales benefician a la salud de manera significativa

¿Te consideras una persona sociable?¿haces amistades por todos lados? ¿o más bien eres solitario y algo ermitaño? Pues hoy hablaremos de cómo las relaciones sociales enriquecen la salud y el bienestar a lo largo de los años, y de la importancia de mantener amistades en diferentes sectores de nuestra vida, ya sea trabajo, deporte, universidad, familia…

Diversos estudios han demostrado y llegado a la conclusión que la felicidad y las relaciones sociales tienen una correlación directa. Pues a modo de círculo vicioso la felicidad aumenta los niveles de sociabilidad y también la calidad de los vínculos sociales. Y a su vez, estos, incremental el nivel de felicidad. Amigos y felicidad se retroalimentan.

A medida que pasan los años, mantener ciertos vínculos con algunas personas se vuelve algo complicado, pues muchos comienzan de a poco a formar su vida, su familia, y van cambiando los intereses en común con las amistades… muchas veces se producen distanciamientos que se vuelven para siempre, perdiendo el contacto y el vínculo con aquella persona que durante muchos años fue un amigo incondicional.

Si bien es normal que esto suceda y no tiene nada de malo, no hay que caer en el ermitañismo, sino estar dispuesto a conocer gente nueva y conservar, con diferencias si es el caso, a las amistades más viejas… pues los vínculos sociales se sostienen aceptando que no todos somos iguales y pensamos lo mismo… y muchas veces así es como se aprende y superan obstáculos en la vida.

Se han llevado a cabo experimentos en los que se han realizado intervenciones para poner a las personas en un estado de humor más feliz, y se ha podido comprobar que estas personas se vuelven más sociables, más dispuestas a ayudar a los demás y más cooperativas.

Los experimentos e investigaciones sobre este tema abundan por todos lados y todos coincide en lo mismo: relaciones sociales = mejor salud.

Un estudio de la Universidad de California del Norte reveló que se puede mejorar la salud aun cuando no se realiza actividad física. El estudio sugiere que las relaciones sociales de una persona influyen directamente con su mortalidad. Los datos obtenidos en el estudio revelaron que las relaciones sociales de una persona son igual de importantes que su práctica de ejercicio físico. Los investigadores analizaron la presión arterial, la circunferencia de la cintura, las inflamaciones y el volumen de masa corporal de los participantes. Encontraron que:

  • Los adolescentes y adultos de edad avanzada que socializaban menos tenían una vida menos saludable.

  • En los participantes de mayor edad el aislamiento social causaba más daño que la diabetes.

Podríamos decir que relaciones + salud:

  • Los lazos sociales repercuten de manera directa a la salud mental, la salud física, las conductas de salud y el riesgo de mortalidad. Dedícale tiempo a tus amigos en la semana, abre tu mente para conocer gente nueva y realiza actividades junto con ellos. Tu cerebro te lo agradecerá.

  • Los lazos sociales tienen efectos inmediatos (salud mental, comportamientos de salud) y a largo plazo, efectos acumulativos sobre la salud (salud física, mortalidad,…) y por lo tanto, representan oportunidades a corto y largo plazo de inversión en la salud de la población.

Fomenta la amistad en tu familia y mismo con tus amigos. Juntarse con gente que uno quiere y aprecia es una manera de mantenerse sano. Así como es sano realizar actividad física 3 veces a la semana, lo es también juntarse con amigos a pasar un buen rato. Eso también es salud… y lo verás reflejado a largo plazo.

El arroz: un enemigo que acecha en silencio al cambio climático

El arroz: un enemigo que acecha en silencio al cambio climático

¿Campanas al vuelo?

¿Campanas al vuelo?