Me gustan las mujeres tanto como los hombres, ¿soy bisexual?

Me gustan las mujeres tanto como los hombres, ¿soy bisexual?

Cuando el amor y el deseo llegan, superan todo tipo de barreras… incluso aquellas que mentalmente pensábamos que no eran posibles.

Pues a muchas personas les sucede que comienzan a sentirse atraídas por otras del mismo sexo y esto les provoca confusión o deseos de reprimir tales sentimientos . Y esto es tan erróneo que duele, ya que cuando el amor toca la puerta, no importa si es hombre o mujer, lo que importa son los sentimientos que nos despierta esa persona en particular.

Más allá del rótulo de la bisexualidad, se trata de dejar expandir los deseos en busca de aquella persona que nos hace feliz y plenos. Nada está dicho ni decretado, tu felicidad es prioridad y así debe ser siempre.

Si bien no todos lamentablemente logran entender que se trata de uno y de elecciones personales, seguramente tendrás seres queridos en tu entorno que sabrán comprenderte y escucharte ante las inquietudes que probablemente te surjan cuando comienzas a sentirte atraída por primera vez por alguien de tu mismo sexo. Rodéate de esas personas que te completen y apoyen, sin cuestionarte…

Si tienes un amigo, o bien hijo, sobrino, hermano que se encuentra en un momento de pleno descubrimiento personal, escúchalo y bríndale tu apoyo para que pueda descubrir y dejar fluir sus sentimientos y deseos.

Si eres tú el que está descubriendo estos nuevos sentimientos… déjate ser sin pensar demasiado. Es amor, y si bien a veces es difícil derribar viejos legados sociales, más hermoso es disfrutar del amor y la libertad de elección.

Intenta alejar de tu cabeza los rótulos que la gente se esmera en poner a todos. No se trata de eso, se trata de ti y de tu corazón… deja correr tus sentimientos sin vergüenza y anímate a dar el primer paso. Conéctate con tus emociones y no reprimas por lo que pueden llegar a pensar tus familiares o amigos. Es sencillo: es amor.

Muchas veces nos encontramos en la sociedad con la postura de rotular a todo el mundo por su profesión, trabajo, orientación sexual, cuando en verdad no se trata de eso, sino más bien de ser uno mismo a los ojos propios y no ajenos. Nada es para siempre ni está decretado, y es por ello que hay que ser sinceros a nuestros sentimientos.

Bisexual, heterosexual, transexual, homosexual… eso no importa, no pongas tu atención allí, en el rótulo, sino más bien pon tu foco en tus deseos y en lo que sientes que te hace plenamente feliz, el qué dirán estará siempre hagas lo que hagas y no depende de ti. Pues la vida, es demasiado corta para complacer deseos ajenos, así es que corre por los tuyos y disfruta cada segundo de tu vida.

¿Cuándo se solicita la salida voluntaria de Estados Unidos y cómo evitarla?

¿Cuándo se solicita la salida voluntaria de Estados Unidos y cómo evitarla?

¿Qué es el duelo migratorio?

¿Qué es el duelo migratorio?