Sospecho que mi hijo hace bullying, ¿qué debo hacer?

Sospecho que mi hijo hace bullying, ¿qué debo hacer?

Descubrir que nuestro niño es el acosador escolar no es para nada grato, pero es importante hablar del tema, ya que el daño no sólo lo sufre la víctima sino también el acosador. 

Es importante estar atentos a las conductas de nuestros hijos y no dejar pasar por alto cuando algo nos llama la atención. 

¿Cómo detectar si mi niño o niña es el acosador haciendo bullying?

  • Alteraciones en el sueño. Un reciente estudio realizado con 341 niños llevado a cabo por la Universidad de Michigan encontró que los niños con trastornos del sueño relacionados con la respiración desordenada durante el sueño eran más propensos a mostrar tendencias de intimidación o tienen otros problemas de conducta que los niños sin las preocupaciones del sueño.

  • Fácil frustración y problemas en el comportamiento. Si el niño presenta una conducta impetuosa, impulsiva o bien se frustra con mucha facilidad puede que se comporte de manera abusiva con su entorno. Pues si tu hijo presenta alguna de estas conductas en el hogar o bien cuando interactúa con sus amigos, es importante que prendas la alarma y estés atento. 

  • Sus amigos son agresivos. Es importante que estés atento a su círculo social, pues es una vara que sirve para detectar si tu hijo es una persona agresiva.  Los niños que intimidan son más propensos a tener amigos que intimidan y que se involucran en comportamientos violentos. Invita a sus amigos a casa y observa de manera discreta cómo se comportan y cómo hablan.

  • Inseguridad. La baja autoestima y la inseguridad en su personalidad incluso su apariencia puede llevar a buscar la atención del otro aunque sea de manera negativa, por medio del maltrato y la violencia, pues de esta manera logra cierta atención y “respeto”. 

¿Cómo ayudar a mi hijo para que deje de hacer bullying?

Pues el primer paso ya lo has dado porque estás aquí, en internet buscando información y asesoramiento. Reconocerlo es definitivamente el gran primer paso, pues decides no mirar hacia otro lado sino que quieres ayudar a tu hijo/a para que deje de ser agresivo.

  • Es importante que pongas en alerta sobre este comportamiento a sus profesores, maestros y entorno en general, para que estén atentos y no permitan que el niño siga ejerciendo esa conducta. 

  • Habla con él o ella para que sepa que tú estás al tanto de lo que sucede y que desapruebas por completo ese comportamiento. El diálogo debe ser tu mejor aliado. Nada de gritos, insultos, ni peleas. Es necesario que comprenda que tú lo quieres ayudar.

  • Llama a la reflexión en el hogar. ¿Qué llevó al niño a desarrollar esas conductas? ¿Qué cosas puedo corregir como padre para ayudar a mi hijo? Definitivamente el ejemplo que uno da es el mejor, por eso siempre que dialogues con él/ella hazlo desde un lado de reflexión y no de discusión. No confrontes.

  • Trabajar sobre la frustración y tolerancia. La actividad física es una gran vía para canalizar toda esa energía negativa. además aprenderá a trabajar en equipo con otros chicos de su edad y a establecer relaciones de igualdad.

El bullying es dañino para todos, pero tiene solución y puedes ayudar a tu hijo a que deje de hacerlo. Apuesta a la buena comunicación en el hogar y el amor. Y recuerda, los niños son esponjas y absorben todo lo que sucede en su entorno, pues tu ejemplo ante la vida en general será su vara para crecer y relacionarse.

¿Quieres escapar del cambio climático? ¡Aquí es a donde te puedes ir!

¿Quieres escapar del cambio climático? ¡Aquí es a donde te puedes ir!

¿Qué debo tener en cuenta para la ceremonia de ciudadanía?

¿Qué debo tener en cuenta para la ceremonia de ciudadanía?