Moho, asma y trastorno de estrés postraumático: los niños son los más afectados

Moho, asma y trastorno de estrés postraumático: los niños son los más afectados

¿Te acuerdas del huracán Katrina que devastó Louisiana en 2005? La tormenta arrasó con casas, vidas, causó miles de millones en daños y ocasionó el crecimiento del moho. Sí, un montón de moho.

"Después de la tormenta, había moho en todas partes, en todas las casas y en todos los edificios,” dice Faye Grimsley, residente de Nueva Orleans y profesora asociada de salud pública en Xavier University of Louisiana.

Ante el incremento de moho pasado el huracán, Grimsley dice que los sistemas inmunes en desarrollo de los niños los hacen especialmente susceptibles a la exposición al moho y las infecciones que pueden provocar.

Los huracanes, incendios forestales, sequías y otros desastres naturales causados por el cambio climático pueden causar estragos en todo tipo de formas. Pero el daño hecho a la salud pública a menudo pasa desapercibido… Y los niños están entre los más vulnerables.

Un artículo reciente publicado en la revista Pediatrics recopiló una investigación para explicar cómo el cambio climático pone en riesgo a los niños de todo el mundo. Una estimación que cita:

“Los niños menores de 5 años son quienes más sufren (88 por ciento) del impacto de las enfermedades relacionadas con el cambio climático.”

Por ejemplo, el aumento de las temperaturas, combinados con los niveles de ozono, empeoran el asma y envían a más niños a la sala de emergencias. A medida que aumenta la evidencia de que el cambio climático está afectando a algunos de los países en vía de desarrollo, no sorprende que los autores adviertan que los niños más pobres del mundo corren un riesgo particularmente alto.

Uno de los autores del artículo, Rebecca Pass Philipsborn, señaló que las enfermedades infecciosas, la contaminación del aire y la inseguridad alimentaria son algunos problemas relacionados con el clima que afectan especialmente a los niños.

"Los niños no son sólo adultos pequeños", escribió Philipsborn en un correo electrónico. "Su fisiología es diferente, la forma en que responden al medio ambiente es diferente".

Los niños, por ejemplo, son más sensibles al calor extremo. Se proyecta que más de 100,000 niños mueran en 2030 por deficiencias nutricionales derivadas del cambio climático, como las sequías.

Kevin Chan, coautor del artículo, dice que uno de los mayores problemas relacionados con el clima extremo es que es perjudicial. En la última década, por ejemplo, los desastres naturales obligaron a más de 26 millones de personas cada año a abandonar sus hogares. Esa inestabilidad, dice Chan, puede dañar la salud mental de los niños. Algunas investigaciones han encontrado altas tasas de trastorno de estrés postraumático (TEPT) entre niños después de desastres naturales, como el tsunami del océano Índico de 2004.

¿Qué planeta estamos dejando a las nuevas generaciones? Si los niños son el futuro, el presente no es nada prometedor.


Si tienes moho en tu casa, ¡es hora de actuar!

El moho es un tipo de hongo, que se reproduce al formar esporas que se emiten en el aire. La mayoría de los mohos no son peligrosos pero algunos pueden causar infecciones, síntomas de alergias y pueden producir toxinas.

Lo primero que debes hacer para eliminar el moho es controlar y reducir la fuente de humedad. Puedes utilizar ventiladores, extractores de aire y/o deshumificadores.

  • Aquellos materiales no porosos, como el vidrio, metal o plástico se pueden secar, limpiar completamente con detergente y volver a usar. También se puede usar lejía o vinagre. Ten cuidado de no mezclar la lejía o blanqueador con otros productos de limpieza que contengan amoniaco.

  • Aquellos materiales porosos como tableros de yeso, alfombras, aislante o paneles de techo son diferentes porque el moho los penetra, haciendo que sean muy difíciles de limpiar completamente. Como regla general, si un material poroso ha estado mojado por más de 48 horas, es mejor retirarlo y sustituirlo.


La Red Hispana se ha unido a Grist para transformar positivamente el planeta Tierra, así nuestros niños tienen un hogar donde vivir. ¡Súmate a esta iniciativa!

¿Diabetes sin tratamiento? ¡Cuidado con el Alzheimer!

¿Diabetes sin tratamiento? ¡Cuidado con el Alzheimer!

¿Cómo saber si tengo depresión?

¿Cómo saber si tengo depresión?