Niños y ancianos se benefician de pasar tiempo juntos con programas intergeneracionales

Niños y ancianos se benefician de pasar tiempo juntos con programas intergeneracionales

El intercambio generacional es una gran oportunidad para que dos generaciones se vinculen y nutran mutuamente. Es que cada etapa, cada paso que transitamos en este camino que es la vida nos ofrece experiencias totalmente diferentes y aprendizajes que luego los llevamos a largo de los años…

En el caso de los ancianos, volver a conectar con aquellos años vividos cuando eran más pequeños es una hermosa oportunidad para sentirse llenos de energía y adoptar los pensamientos que los más chicos tienen acerca de lo que, para ellos y a su edad, significa vivir. Y los niños aprenden de los más grandes y se sienten útiles brindándoles su compañía a gente que residen en asilos y en muchas ocasiones lo hacen en soledad y aislados.

En la actualidad existen una gran variedad de programas que ofrecen la oportunidad de llevar a estudiantes de primaria a residencias donde viven ancianos y llevar a cabo actividades en conjunto.

SKIP ( Senior and Kids Intergenerational Programs) es una de ellas. El objetivo de este programa es que a través de viajes de clases a centros de adultos mayores, los estudiantes aprenden valiosas habilidades para la vida y además comprendan y se solidaricen por las personas mayores.

Lo maravilloso de este programa es que todos se nutren pues las personas mayores aprecian la compañía y comparten sus historias de la vida, aprendiendo unos de otros y formando amistades únicas y gratificantes.

Los enfermeros y encargados de hogares de ancianos informan que las visitas de SKIP pone una sonrisa en la cara de los residentes y les brindan un propósito, compañerismo y actividad.

The Bethlehem Intergenerational Center, es otro de los programas que fomenta y ejecuta los encuentros entre las generaciones más grandes y las más pequeñas. La particularidad de Bethlehem es que es un espacio que funciona como centro diurno para ambos grupos de edad, y programa una actividad grupal intergeneracional por día con niños de todas las edades, interactuando con los adultos mayores antes o después de asistir a la escuela.

“Hay muchas actividades que pueden hacer, pero también pueden elegir: uno de nuestros pequeños enseñó a un adulto mayor cómo caminar en cangrejo la semana pasada "

Comenta uno de los trabajadores del centro, y agrega:

“Los familiares de los adultos mayores cuentan con un centro como Bethlehem,  donde pueden dejar a sus familiares con total tranquilidad durante el día para así poder descansar ellos y cumplir con sus obligaciones diarias y laborales, sabiendo que sus padres o abuelos se encuentran en un sitio que les ofrece mejorar su calidad de vida y pasar gratos momentos con gente nueva y de otra edad

Pues la tercera edad no es para nada un aburrimiento cuando programas como SKIP o el centro de día Bethlehem aparecen. Aquí todos ganan y se divierten, aprendiendo juntos el valor de la vida.


RWJF.png

La Fundación Robert Wood Johnson en conjunto con La Red Hispana se han propuesto una visión para una Cultura de Salud nacional donde todos tienen la oportunidad de vivir una vida más saludable. ¡Súmate a esta iniciativa!

¿Misión Cumplida?

¿Misión Cumplida?

¿Cómo comenzar un jardín comunitario o huerto urbano?

¿Cómo comenzar un jardín comunitario o huerto urbano?