Retraso de la menstruación: sorprendente causa ambiental

Retraso de la menstruación: sorprendente causa ambiental

En reiteradas ocasiones las instituciones sanitarias y algunos estudios científicos han desvelado los efectos negativos que la contaminación ambiental puede producir en la salud: enfermedades cardiovasculares, pulmonares o cáncer, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y también obesidad, problemas en la piel, disminución del rendimiento escolar y, según una reciente investigación, también afecta a la menstruación.

El trabajo, realizado por expertos en ginecología, obstetricia y epidemiología de la Universidad de Boston y de Harvard, concluye que la calidad del aire que respiramos en la actualidad puede alterar el ciclo menstrual de las mujeres de entre 14 y 18 años, provocando que la aparición del primer período, llamado menarquia, se retrase.

Sucede que durante la adolescencia es cuando el sistema reproductivo de las mujeres empieza a ponerse en marcha, lo que hace, que sean más sensibles a los efectos de la contaminación. La explicación es que en este periodo de la vida, que se considera una de las denominadas ventanas críticas de exposición, otras son el embarazo y la lactancia, los sistemas de defensa pueden estar más vulnerables por los cambios que están ocurriendo en el cuerpo.

Un estudio llevado a cabo por científicos da claras evidencias de lo arriba mencionado:

Los científicos llevaron a cabo un estudio transversal sobre una muestra de 34,832 adolescentes, alumnas de distintas escuelas secundarias, situadas en lugares cuyas atmósferas albergaban diferentes cantidades de partículas en suspensión. Los datos evidenciaron que a mayor cantidad de estas partículas, mayor índice de irregularidades, entre moderadas y persistentes, y mayor acumulación de andrógenos, que son las principales hormonas sexuales masculinas que juegan también un papel importante en el organismo femenino.

Pero como si no fuera suficiente la contaminación no sólo afecta el ciclo menstrual femenino, sino que también podría tener incidencia en la fertilidad. Sucede que las partículas contaminantes entran en nuestro cuerpo a través del aire, del agua y de los alimentos, y pasan al torrente sanguíneo. Esto, según los investigadores de la Universidad de Boston y de Harvard, también puede causar infertilidad, síndrome metabólico o síndrome del ovario poliquístico.


Pues como puedes observar cuando hablamos de contaminación es necesario abordarla desde todos los flancos para poder observar y tomar conciencia del mal que producimos los seres humanos contaminando el planeta, pero también a nosotros mismos y condenando a decenas de especies que habitan la Tierra.

Hoy podemos hablar de la contaminación y generar mayor conciencia en nuestro entorno… esperemos que no sea demasiado tarde para revertir el gran daño que el ser humano provocó en el planeta y sigue provocando.


¿Cómo denunciar una discriminación laboral?

¿Cómo denunciar una discriminación laboral?

Los golpes de calor y la insolación

Los golpes de calor y la insolación