¿Se puede desarrollar infertilidad debido a la contaminación del medio ambiente?

¿Se puede desarrollar infertilidad debido a la contaminación del medio ambiente?

Los cambios en el medio ambiente debido a la contaminación de todo tipo, está afectando de forma directa en la salud de todos los seres vivos que habitan el planeta: y como ya hemos abarcado en otros artículos, nosotros, los humanos, no estamos para nada exentos.

Debido a que los problemas de infertilidad continúan incrementándose en numerosos países, cada vez son más los expertos que están investigando los posibles factores medioambientales que podrían causar dicha infertilidad.

Sucede que muchas toxinas presentes en el medioambiente han demostrado ser sumamente perjudiciales tanto para las mujeres como para los hombres, entre las que se podrían incluir: la radiación, los éteres de etilenglicol y el humo de los cigarrillos. Es por ello que muchos expertos consideran que lo más seguro es asumir que cualquier químico que impacte negativamente en el sistema reproductivo masculino, probablemente provocará efectos perjudiciales similares en el sistema reproductivo femenino.

Pesticidas, siempre en el ojo de la tormenta

Los pesticidas tienen un largo historial en lo relacionado a provocar problemas de salud y problemas reproductivos específicos en las personas que están continuamente expuestas a estas potentes y peligrosas sustancias químicas. Aquí le presentamos una pequeña lista, conformada con ejemplos de varios hallazgos y resultados arrojados por diferentes estudios:

Las mujeres que viven cerca de plantaciones en las cuales se utilizan ciertos pesticidas podrían presentar de un 40 hasta un 120% de riesgo de padecer abortos espontáneos.

El DDT (dicloro difenil tricloroetano) y el clordano son particularmente preocupantes y perjudiciales, ya que se ha comprobado científicamente que los mismos reducen el conteo espermático así como también provocan un severo daño en los tubos seminíferos. Además el clordano ha sido vinculado con el cáncer.

Se ha demostrado que los clorpirifos causan respuestas autoinmunes, ya que es el propio organismo el que ataca al esperma o a los óvulos.

Muchos pesticidas han sido prohibidos, debido a que se ha comprobado que los mismos son los causantes de una gran reducción en el conteo espermático.

Productos de cuidado personal, especial atención:

Numerosos productos para el cuidado personal, como por ejemplo los champús y los jabones de tocador, contienen químicos sumamente perjudiciales para la salud. Algunos de estos químicos, a pesar del hecho de que se sabe fehacientemente que son muy peligrosos, son utilizados regularmente en una gran cantidad de productos. Una de las toxinas más perjudiciales es el ftalato.

Los ftalatos son plastificantes industriales utilizados en numerosos cosméticos y productos para el cuidado personal. Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades han llevado a cabo dos investigaciones para poder determinar los efectos que puede provocar la utilización o el contacto con esta toxina, y para evaluar el nivel de exposición en los seres humanos. Los resultados arrojados por los mismos demostraron que tanto los hombres como las mujeres presentaban niveles de ftalatos asombrosamente altos (y muy peligrosos) en su organismo. Y además se comprobó que los niveles de este plastificante, en el caso de las mujeres, era alarmantemente alto.

Se ha comprobado científicamente que los ftalatos son extremadamente perjudiciales y provocan severos daños en los órganos reproductivos femeninos, así como también en los masculinos. A pesar de que los hombres tienden a presentar niveles más bajos de ftalatos que las mujeres, son ellos los que en el largo plazo sufrirían las consecuencias más severas en materia reproductiva. Entre los efectos perjudiciales provocados por los mismos, los ftalatos podrían causar bajo conteo espermático, daños o ausencia del epidídimo, ausencia o daño en los testículos y ausencia de la glándula prostática en los hombres.

A pesar de que se ha prohibido el uso de los ftalatos en Europa, en los Estados Unidos aún se siguen utilizando. De hecho, debido a que la ley de etiquetado de los EE.UU. no exige que se describan y enumeren los ingredientes presentes en las fragancias (en las cuales dichos ftalatos son usualmente utilizados), no se menciona a los mismos en los envases, y por ende, los consumidores no pueden saber a ciencia cierta si dichos productos contienen tales plastificantes o no. Es por ello que las personas se ven imposibilitadas de evitar el uso de estos agentes químicos aún si así lo desearan.

¿QUÉ SE PUEDE HACER AL RESPECTO?

A pesar de que es casi inevitable verse expuesto a sustancias químicas y a toxinas en la vida diaria, se podría realizar una serie de acciones que ayudarían a reducir el contacto con las mismas:

  • Evitar utilizar pesticidas en el césped y en las plantas del jardín o de interior.

  • Comprar alimentos orgánicos.

  • Utilizar productos para el cuidado personal totalmente naturales y orgánicos.

  • Trabajar en un ambiente debidamente ventilado y/o con barbijo o máscara facial en caso se deba manipular o trabajar con químicos (aún cuando se la casa o se realicen reparaciones en la misma).

¿Cómo adquirir un programa de vivienda siendo inmigrante en los Estados Unidos?

¿Cómo adquirir un programa de vivienda siendo inmigrante en los Estados Unidos?

¿Cómo prevenir las infecciones urinarias en lo más pequeños?

¿Cómo prevenir las infecciones urinarias en lo más pequeños?