¿Soy asexual?

¿Soy asexual?

La asexualidad es un tema poco abordado y bastante curioso… si bien son pocas las personas que entran dentro de esta categoría, genera muchas preguntas, incertidumbre y miedos en quienes lo transitan.

No se trata de no tener ganas de tener relaciones sexuales o relacionarse con quienes nos sentimos atraídos. No es algo de un tiempo, en que luego retomamos el ritmo habitual. Solemos usar mucho este término para referirnos a un momento de nuestra vida donde no queremos saber nada con nada ni con nadie: “Estoy asexual, quiero pasar un tiempo conmigo mismo”. Pues la asexualidad aquí está mal aplicada y hoy hablaremos acerca de esta condición y cómo saber si eres asexual.

Cuando hablamos de asexualidad estamos refiriéndonos a una ausencia de orientación sexual, pues las personas asexuales no sienten ni atracción física ni sexual hacia ninguna persona. Lo que sucede es que hay falta de atracción o deseo sexual por defecto. Pues como mencionamos arriba nada tiene que ver con la abstinencia sexual, que se puede dar en un momento determinado en la vida de las personas.

En una persona asexual no hay atracción sexual hacia otro pero si hay atracción romántica, intelectual, etc. Se calcula que el 1% de la población mundial es asexual.

Tipos de asexualidad

  • Gris-asexualidad: se experimenta atracción sexual de manera esporádica, pero es de bajo impulso sexual sin intenciones de llevarlo a la práctica o en caso de hacerlo es en raras ocasiones.

  • Demisexualidad: no experimentan atracción sexual salvo en aquellos casos donde hay una fuerte conexión emocional con alguien. Pues en estos casos se “activan” y presentan deseos sexuales para con el otro, incluso el deseo de mantener una vida sexual activa con esa persona. Estos casos suelen considerarse dentro del término asexualidad temporal, que queda suspendida cuando conocen a la persona indicada.

Señales de que eres asexual:

  • Sientes presión por disfrutar del sexo. Para ti no es nada orgánico. En ocasiones escuchas a otras personas hablar de sus encuentros sexuales como algo maravilloso o incluso divertido, pero para ti esto es totalmente desconocido y te genera una enorme falta de interés y en ocasiones una presión a tener que sentir lo mismo cuando en verdad no lo deseas.

  • No sientes atracción sexual por las personas. Admiras sus cualidades y hasta puedes sentir atracción desde otro lado que no es el sexual (atracción intelectual, admiración por su profesión o su vida en general), pero no experimentas sentimientos o deseos de acercamiento físico.

  • Te perciben como una persona fría. Sucede que los asexuales pueden tener relaciones con otras personas, pero al no llevar a cabo las relaciones sexuales son consideradas personas frías o frígidas, errado por completo el concepto. Pues lo serían en el caso de que no fueran asexuales.

  • Sientes que algo está mal en ti. Sucede que hay mucha ignorancia en cuanto a la asexualidad, que las personas que lo son suelen creer o bien sentir que algo mal está en ellos o en su forma de pensar, en muchas casos llegando a tener sentimientos de culpabilidad por no encajar con la sociedad.

Si tienen un amigo/a que es asexual o bien tú lo eres, es importante que respetes sus sentimientos sin juzgar ni agredir, incluso si se trata de ti mismo, la aceptación es un camino de libertad que te permitirá relacionarte con las personas desde el lado de donde tú eres feliz y te sientes a gusto.

¿Qué hacer cuando la pareja de uno no es bienvenida en la familia?

¿Qué hacer cuando la pareja de uno no es bienvenida en la familia?

Las ventajas más llamativas de tener paneles solares en nuestra casa

Las ventajas más llamativas de tener paneles solares en nuestra casa