Una exitosa familia mexicana que apuesta a la comida saludable y orgánica: El Ranchito Vargas

Una exitosa familia mexicana que apuesta a la comida saludable y orgánica: El Ranchito Vargas

El enorme esfuerzo y sacrificio del matrimonio de María y Rodolfo Vargas, tuvo su recompensa pues todos sus hijos pudieron formarse y gozar de una buena educación y posición en el país que años atrás recibió al matrimonio, pues hoy en día 5 de sus 6 hijos son poseedores de maestrías en su profesión.

María y Rodolfo, emigraron de su natal Michoacán México hace casi 40 años atrás para vivir en Lennox, al sur de Los Ángeles. Hasta en los momentos económicos más difíciles de la familia, María y Rodolfo Vargas siempre trataron de alimentar a sus seis hijos saludablemente.

“Cuando nosotros estábamos chiquitos, a mi papá le fiaban un galón de leche. Y ya cuando le pagaban el fin de semana él iba y pagaba lo que debía. Si no fuera por los vendedores, no hubiéramos tenido comida saludable en la casa”.

-Recuerda Nanci Vargas, hija del matrimonio, de 37 años, con un nudo en la garganta.

Han pasado los años y ahora Nanci cuenta con una maestría en terapia familiar y de matrimonio y junto a dos de sus hermanos son dueños de un negocio que promueve la alimentación saludable.

“Aunque éramos muy pobres, mi padre de alguna manera sacaba para comprar un pollo fresco y no procesado”,

-Recuerda Flavio de 36 años, uno de los hermanos, quien cuenta con una maestría en economía y administración.

Esta tradición llevó a Nanci, Flavio y a su hermano menor Julio, de 31 años, a querer expandir buenos hábitos en la comunidad. En diciembre del 2017 abrieron la pollería El Ranchito Vargas en Gardena, al sur de Los Ángeles.

Ellos se enorgullecen en asegurar que son los primeros latinos en abrir una pollería que cuenta con pollos sin hormonas ni conservativos.

Nanci comenta que aunque solamente tres de los seis hermanos están involucrados de lleno en la pollería, el esfuerzo y logro ha sido de todos.

“Mi mamá nos ayudó con un crédito para el negocio. Mi hermana menor donó dinero para seis pollos y dijo que se los diéramos a quien necesite”,

-Cuenta Nanci emocionada.

Pero toda la familia coincide en que Rodolfo, el padre, es el que más ha ayudado pues ha llevado a cabo las tareas de plomería y construcción de Ranchito Vargas.

Al abrir el negocio los hermanos se enfrentaron con que los permisos, las restricciones de salubridad y hasta el local eran procesos largos y tediosos. Pues no todo es color rosas, y pasaron 4 años hasta que los hermanos encontraron el local en Gardena y entonces pusieron manos a la obra.

Pues si bien la idea era clara: una pollería saludable, nadie tenía idea acerca de este trabajo y para ello debieron estudiar y profundizar en el campo.

“Me dieron un libro y lo tuve que leer todo paso a paso”

-Recuerda Nanci.

Ella después le explicó todo a sus hermanos y aprendieron las formas de matar un pollo “humanitariamente” para que no sufra.

“Mi papá aprendió luego, y yo me acuerdo que cuando iban a venir a hacernos el examen a mí me temblaban las piernas porque no sabía si lo iba a hacer bien”

-Comenta Nanci.

“El negocio se edifica para nosotros en nuestra cocina. Porque a nosotros mi mamá siempre nos pudo cocinar y queremos que las buenas costumbres de antes regresen y la gente pueda cocinar fresco con algo que no tiene hormonas que no tiene preservativos”,

-Asegura Flavio.

La pollería El Ranchito Vargas está localizado en el

15001 S. Western Ave. Gardena 90249.

Para más información llame al (310) 819-8344.

El rol de los abuelos en la crianza y educación de los nietos

El rol de los abuelos en la crianza y educación de los nietos

¿Cómo adquirir un programa de vivienda siendo inmigrante en los Estados Unidos?

¿Cómo adquirir un programa de vivienda siendo inmigrante en los Estados Unidos?