Una familia mexicana conquista el estómago de Estados Unidos con su mejor mole poblano

Una familia mexicana conquista el estómago de Estados Unidos con su mejor mole poblano

El mole es uno de los platillos más representativos de México y el más elegido como plato principal de muchas celebraciones: desde fiestas patronales, bodas, cumpleaños, bautizos a incluso después de funerales y en el día de Muertos. Pues no es de extrañar que una familia poblana haya conquistado el estómago de muchos americanos con este milenario platillo… la responsable de esto es Damiana Bravo, de 80 años oriunda del pueblo Piaxtla, Puebla, México.

En 1970 Bravo decidió emprender su viaje hacia los Estados Unidos, para instalarse en Nueva York y comenzar a vender mole a sus compañeros de fábrica. Y de allí en adelante todo fue crescendo de manera inesperada para Damiana. Tal es así que en los años 80 tres hijas y dos pequeñas nietas se unieron a ella en Nueva York para comenzar a expandir poco a poco el negocio familiar.

La producción de mole de la familia aumentó considerablemente hace unos 15 años, cuando las dos nietas, Sally y Canny Rojas, dieron a conocer el negocio, y de allí en adelante se vieron obligadas a aprender a conducir para poder distribuir mole en el Bronx y otros vecindarios. En la actualidad, varios hombres se sumaron al negocio: dos nietos revuelven la pasta pesada en las ollas, y el marido de Sally y un bisnieto de Bravo conducen un camión para distribuir la salsa.

La familia pega calcomanías, con la leyenda "Mole Poblano Asunción Corp", a pequeños recipientes de plástico que venden por 6.50 dólares. Es que el clan familiar, llama a su mole "La Asunción" para honrar a la patrona de Piaxtla, Nuestra Señora de la Asunción.

"Nos sentimos orgullosos porque nunca pensamos que llegaríamos a este punto. Siento que este negocio también nos ha acercado como familia porque aquí estamos todos los días; todos los días nos vemos y todos los días hablamos "

-Comenta en una nota a Milenio, Cándida Fuentes de 60 años, hija de Damiana.

En la actualidad, su mole tan preciado, se distribuye en bodegas, supermercados y restaurantes en Nueva York, Pensilvania, Nueva Jersey, Connecticut y Carolina del Norte. Han logrado una expansión realmente maravillosa, gracias al enorme esfuerzo y empeño de toda la familia Bravo.

El negocio familiar, en Knickerbocker Avenue usa la receta que la madre de Bravo solía hacer en Piaxtla, y es el elegido y el deleite de una gran cantidad de mexicanos residentes de los Estados Unidos.

“Cuando lo probé me trajo recuerdos de mi niñez”

-Asegura Arturo Leonar, dueño del restaurante mexicano Chavelas, en Brooklyn,
en una nota a El Financiero.

Los sabores caseros y recetas de las generaciones anteriores son las preferidas de todos, y los mexicanos lo saben apreciar y disfrutar. Y es que casi la mitad del millón de personas de origen mexicano que viven en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut provienen de Puebla, según datos del gobierno mexicano, así que no es de extrañar que el mole “La Asunción” genere interés.

Ahora las tres generaciones de mujeres de mole “La Asunción” buscan un local más grande para su negocio y esperan aumentar los destinos de las exportaciones.

¡Enhorabuena para esta hermosa familia de emprendedores mexicanos!

¿Cómo afecta el trabajo nocturno a la salud?

¿Cómo afecta el trabajo nocturno a la salud?

¿Cómo tratar el estrés infantil?

¿Cómo tratar el estrés infantil?